Recetas veganas fáciles de preparar

Hamburgesa de lentejas y remolacha
Tacos mexicanos
Patatas tres salsas
Verduras asadas con hierbas y limón
Curry de garbanzos con arroz salvaje
Galletas de plátano y arándanos
Ramen
Tostadas de desayuno saladas y dulces
Fondue de quesos veganos
Batido protéico en dos colores
 Rollos vietnamitas
Bol de avena con fruta
Sándwich de aguacate y brotes
Nuggets de no-pescado
Crema de pepino
Poké bowl vegano
Sushi
Hummus
Ñoquis con espinacas y nueces
Pizza mediterránea
Tarta helada de fresa
Pasta oriental con verduras
Brochetas de tempeh con salsa de cacahuete
Coliflor especiada
Revuelto de tofu con salchichas vegetales
Boniato al horno
Lentejas estofadas
Tortitas
Ensalada crudivegana
Salteado verde con arroz y pan de pita
Hamburgesa de lentejas y remolacha

Para hacer una hamburguesa vegana deliciosa, solo necesitas mezclar lentejas y remolacha cocidas, ajo, cebolla, especias y triturar hasta lograr una masa homogénea (corrige las cantidades poco a poco para que quede perfecta). Déjala reposar media hora en la nevera y, luego, dale forma con las manos para moldear las hamburguesas. Cocina a la plancha por ambos lados con un poco de aceite de oliva y sírvela como más te guste.

Tacos mexicanos

Mezcla cebolla morada y encurtidos muy picados con maíz dulce, cilantro y crema agria vegana (hecha con anacardos, limón, levadura nutricional y leche de soja). Rellena los tacos (pueden ser blancos o crujientes). Termina con unas rodajas de aguacate, especias al gusto y un chorrito de limón.

Patatas tres salsas

Lava bien las patatas y, sin quitarles la piel, córtalas en rodajas finas. Fríelas en aceite muy caliente para que queden crujientes. Para el guacamole, bate aguacates, cebolla, tomate y cilantro con sal y lima; para los fríjoles, mezcla la legumbre ya cocida con una salsa de tomate casera muy reducida. Puedes ver cómo elaborar crema agria vegana en la primera foto de esta galería.

Verduras asadas con hierbas y limón

En un recipiente de horno, coloca las verduras que tengas por casa (como zanahorias baby, espárragos trigueros y patatas) lavadas y enteras. Cubre el fondo con una fina capa de agua. Aliña con especias, hierbas frescas, sal, limón y aceite de oliva y hornea entre 30 y 60 minutos a fuego medio al principio y fuerte al final (los tiempos dependerán de las verduras que elijas, pues ir comprobando si están hechas pinchándolas con un tenedor).

Curry de garbanzos con arroz salvaje

Empieza sofriendo verduras al gusto con un poco de aceite de oliva y especias: comino, curry en polvo (puede ser picante o no), orégano y una pizca de jengibre. Cuando se vuelva espeso, añade poco a poco leche de coco y deja que reduzca. Agrega los garbanzos al final, ya cocidos. Sirve con arroz negro salvaje y cilantro fresco por encima.

Galletas de plátano y arándanos

Mezcla copos de avena, leche de avena, plátano maduro y arándanos hasta conseguir una masa suave. Puedes ponerle azúcar o sirope de agave para que quede más dulce, incluso un poco de canela o vainilla en polvo. Deja reposar durante media hora. Luego, haz bolitas de masa con las manos y aplástalas para después colocarlas en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal. Hornea a 160 grados durante unos 45 y minutos (puedes comprobar si las galletas están listas pinchándolas con un tenedor).

Ramen

Para hacer ramen vegano, solo tienes que añadir a una olla con caldo de verduras o miso vegetales al gusto con algunas hierbas (por ejemplo, edamame, hongos, jackfruit, pimiento rojo picante, cilantro y menta), fideos de arroz tipo udon y dejar cocer hasta que las verduras queden tiernas y la pasta al dente.

Tostadas de desayuno saladas y dulces

Para las tostadas saladas, machaca un aguacate con un tenedor y adereza con sal, pimienta, lima y aceite de oliva. Unta el pan previamente tostado y, por encima, coloca unos encurtidos (por ejemplo, cebolla roja). Para las dulces, unta crema de cacahuete y añade toppings como semillas de lino molidas, nueces y anacardos machacados, sirope de agave y, si te gusta el contraste, unas lascas de sal.

Fondue de quesos veganos

Prepara un puré de patatas ligero con patatas cocidas machacadas, margarina, sal y pimienta. Añádele queso en lonchas y queso rallado veganos, utiliza los que más te gusten o encuentres en el supermercado, un chorrito de vino blanco y deja reducir a fuego lento removiendo con una cuchara de madera para que no se pegue. Puedes recurrir a la batidora para darle una textura más cremosa. Sirve en un recipiente de fondue acompañado de pan tostado, crudités y encurtidos.

Batido protéico en dos colores

Para la base, mezcla leche de avena o soja, proteína vegana en polvo, plátano y manzana. Puedes ponerle semillas de lino para darle textura. Y añadir algo de agua si te gusta menos espeso. Para el batido azul, añade unos arándanos a la mezcla. Para el verde, kale.

Rollos vietnamitas

Corta verduras variadas en juliana (puedes incluir zanahoria, apio, col, lombarda, cebolla fresca, pepino... ) y unos dados de tofu y, en un papel de arroz, dívide en montoncitos y enrolla hasta darles forma a los rollos. Córtalos con cuidado en dos. Añade hierbas frescas y semillas. Sirve con alguna salsa como, por ejemplo, un alioli vegano de cacahuetes.

Bol de avena con fruta

Deja los copos de avena remojando durante toda la noche en leche de avena (una parte de copos por tres de leche). A la mañana siguiente estarán blandos y listos para comer. Distribuye por raciones en un bol y completa con fruta fresca recién cortada y, tal vez, también frutos secos y semillas.

Sándwich de aguacate y brotes

Este sándwich es muy sencillo pero, precisamente por eso, muy sabroso y apetecible. En lugar de pan, utiliza setas shiitake cortadas en láminas y rellena con aguacate, unos brotes verdes (pueden ser de brócoli, de soja... ) y rabanitos. Aliña con aceite de oliva, limón y especias.

Nuggets de no-pescado

Puedes hacer el no-pescado con tofu desmenuzado y mezclado con sal, pimienta negra, alga nori en polvo, pimentón o incluso curry. Dale forma de medallón y reboza con una mezcla de harina de garbanzos y agua en sustitución del huevo y pan rallado. Fríe en abundante aceite caliente. Sirve con hierbas frescas y limón a la plancha.

Crema de pepino

Tritura pepino, cebolla dulce, cilantro y un poco de ajo añadiendo agua hasta conseguir una textura de salmorejo. Sirve muy frío y con toppings de verduras crudas por encima. (Además: ¿Cómo hacer torrijas veganas?)

Poké bowl vegano

El poké bowl vegano que te proponemos lleva aguacate, alubias blancas, pepino, cilantro, cacahuetes, semillas de chía, jalapecho y limón. La base es de arroz integral. Pero puedes dejar volar tu imaginación y crear distintas combinaciones siempre y cuando incluyan un cereal, una legumbre, vegetales y frutas y toppings.

Sushi

Para elaborar sushi vegano, enrolla en una esterilla de bambú especial para hacer sushi arroz blanco escurrido y frío y vegetales crudos al gusto (zanahoria, pepino, cebolleta, aguacate... ) Luego, corta con cuidado las porciones. Sirve con salsa de soja y agridulce.

Hummus

Para hacer hummus casero, solo tienes que triturar garbanzos cocidos con salsa tahini, sal, pimienta, ajo crudo, lima y algo de agua. Ve añadiendo poco a poco las cantidades hasta lograr la textura deseada.

Ñoquis con espinacas y nueces

Cuece, escurre y reserva los ñoquis. Prepara un sofrito con ajo en láminas, setas, espinacas y salvia. Añade nata de avena y deja reducir. Salpimenta. Mezcla todo en caliente y sirve inmediatamente.

Pizza mediterránea

En una masa de pizza fina especial para hacer al horno, coloca queso vegano rallado, tomates cherry, tomate seco, rúcula y ajo muy picado. Termina con aceite de oliva virgen extra, una pizca de sal, orégano y albahaca. Hornea según las instrucciones de la masa para que quede crujiente.

Tarta helada de fresa

En un molde metálico, pon yogur de soja batido con fresas y frambuesas. Decora con rodajas de fruta. Mete al congelador durante varias horas, hasta que esté duro. Desmolda y sirve inmediatamente.

Pasta oriental con verduras

Haz un sofrito con setas, brócoli, pak choi y cebolla. No le pongas sal: redúcelo con salsa de soja. Aparte, cuece la pasta. Pueden ser fideos tipo udon o de arroz. Mézclalo todo bien y completa el plato con frutos secos machacados y brotes frescos.

Brochetas de tempeh con salsa de cacahuete

Corta el tempeh en dados e insértalos en un palito de madera para brochetas. Hornea a fuego medio durante quince minutos. Para acompañar, prepara una salsa de cacahuete picando triturando cacahuetes con mayonesa vegana, pimienta, cayena y curry. (Además: ¿Qué es el ecofeminismo antiespecista?)

Coliflor especiada

Corta la coliflor por la mitad y colócala en una bandeja de horno. Unta con aceite de oliva, salsa de soja y especias al gusto. Hornea, primero a fuego medio durante media hora, luego a fuego fuerte durante diez minutos para que se dore por la parte de arriba.

Revuelto de tofu con salchichas vegetales

He aquí un típico desayuno americano pero en versión vegana. Desmenuza el tofu y saltea con aceite de oliva, sal, pimienta y cúrcuma. En otra sarten, haz las salchichas vegetales cortadas por la mitad. Tuesta pan. Monta en forma de sándwich y agrega unas hojas verdes y semillas al plato para hacerlo más completo.

Boniato al horno

Lava bien los boniatos y, sin quitarles la piel, córtalos en bastones. Dispón sobre un papel vegetal en una bandeja de horno y cocina a fuego fuerte durante media hora. Sirve con sal, pimienta y tal vez un poco de margarina derretida.

Lentejas estofadas

Las lentejas estofadas son fáciles de preparar, reconfortantes y sabrosas. Para hacerlas, sofríe primero ajo, cebolla y puerro con aceite de oliva. Añade orégano, romero y sal y tomate triturado. Deja que reduzca y, justo al final, agrega las lentejas ya cocidas, caldo de verduras, vino blanco o tinto y sigue guisando hasta que se evapore el alcohol y quede una mezcla consistente. Corrige de sal, añade pimienta y sirve muy caliente.

Tortitas

¿Cómo hacer tortitas veganas con solo tres ingredientes? Muy fácil: machacando plátanos maduros con un tenedor y mezclando con copos de avena y leche vegetal hasta obtener una masa suave. En una sartén caliente con un poco de aceite de oliva, ve poniendo cucharadas de masa y aplasta para dar forma de torta. Haz por ambos lados hasta que se dore. Puedes servirlas en una torre con frutos rojos y sirope de agave por encima.

Ensalada crudivegana

Tomar alimentos crudos es una excelente opción para obtener fibra y vitaminas. En esta ensalada hay tomate, pimiento amarillo, lombarda, brócoli, coliflor, pepino, zanahoria, brotes... mira qué vegetales tienes por casa y, después de lavarlos bien, córtalos finitos para ir montando en un bol hondo donde luego puedas aliñarlos a tu gusto fácilmente.

Salteado verde con arroz y pan de pita

Saltea calabacín, kale y brócoli con ajo, aceite de oliva y especias. Añade nata de soja, salpimenta y deja que reduzca. Sirve con arroz blanco y pan de pita.

Más para ti