¿Sabrías decir de dónde son todos estos platos?
Ensaladilla rusa
Tortilla francesa
Arroz a la cubana
Hamburguesa
Kétchup
Patatas fritas o patatas a la francesa
Nachos
Bollo suizo
Cruasán
Napolitana
Churros
Donas
Pastel de manzana
Tarta de queso
Ensalada César
Milanesa
Pasta
Espagueti con albóndigas
Pizza
Pizza margarita
Galletitas de la suerte
Kiwi
Platos que no son de donde creíamos
(1/23)
¿Sabrías decir de dónde son todos estos platos?

Ensaladilla rusa, arroz a la cubana, tortilla francesa... ¿Son platos originarios de donde su nombre indica? ¿Es el cruasán un dulce nacido en Francia? ¿Nació la hamburguesa en la ciudad alemana de Hamburgo? Estas y otras preguntas tienen aquí su respuesta. Veamos.

Platos que no son de donde creíamos
(2/23)
Ensaladilla rusa

Aunque su nombre lo pudiera sugerir, la ensaladilla rusa no proviene de Rusia. También es conocida como 'ensalada Olivier' porque su receta original es del chef anglo-italiano Charles Elmé Francatelli, quien la creó en el año 1845. Hay que decir también que el propio cocinero la popularizó en su día en Moscú... ¿De ahí el nombre?

Platos que no son de donde creíamos
(3/23)
Tortilla francesa

¿Un invento culinario de Francia? No exactamente. Se llama así este plato desde la Guerra de la Independencia contra los franceses. Según algunos historiadores gastronómicos, se empezó a hacer en Cádiz como un plato muy recurrente ante la falta de alimento, teniendo en cuenta que por allí la mayoría de las casas tenían gallinas. La tortilla francesa es francesa porque España estaba en guerra con los franceses, Un camino sinuoso para bautizar un plato tan simple.

Platos que no son de donde creíamos
(4/23)
Arroz a la cubana

Otro plato muy típico en España y en el que nos intentaron colar un origen que no era. El arroz a la cubana tiene poco de Cuba, porque se trata de una receta española y, para ser más exactos, de las islas Canarias (de ahí el obligado plátano frito en la receta más canónica). Se empezó a popularizar a partir del siglo XIX, llegando en aquella época a algunas de las colonias con las que aún contaban, como Filipinas.

Platos que no son de donde creíamos
(5/23)
Hamburguesa

El origen de la hamburguesa ha sido y sigue siendo una importante cuestión de debate. Si hacemos caso a su nombre y como muchos piensan, su origen estaría en la ciudad alemana de Hamburgo, pero la realidad es que seguramente esté en otro sitio y mucho tiempo atrás. Definir ese origen parece difícil, porque existen pruebas de que platos como este pudieron existir en el antiguo Egipto, en la época romana e incluso en la Mongolia de Gengis Kan. ránea

Platos que no son de donde creíamos
(6/23)
Kétchup

Uno de los ingredientes más típicos de la hamburguesa, el kétchup, también tiene un origen que no pensábamos. Lo normal es imaginar que proviene de Estados Unidos, pero en realidad su receta original es asiática. La verdad es que aquella receta no llevaba tomate -que sí puede ser un añadido de los estadounidenses-, sino que era una "salsa de pescado" que los pescadores chinos hacían con anchoas fermentadas y que los ingleses importaron con el nombre de 'catsup'.

Platos que no son de donde creíamos
(7/23)
Patatas fritas o patatas a la francesa

Otro complemento ideal de la hamburguesa es, sin duda, las patatas fritas. Muchos no saben que esta forma de hacer el tubérculo más popular en realidad se llama 'patatas a la francesa' y muchos menos aún saben que el origen de que se hagan así no está en Francia sino en Bélgica. Según cuenta la web Foodbeast, los belgas las comenzaron a cocinar así para tener un plato que sustituyera al pescado cuando no podían pescar porque los ríos estaban congelados.

Platos que no son de donde creíamos
(8/23)
Nachos

No, los nachos no son mexicanos. O no exactamente. Su origen real hay que buscarlo Estados Unidos, aunque se empezaron a hacer en un restaurante mexicano y por parte de mexicanos. Fue además un plato que nació de casualidad, cuando el chef de ese restaurante -que se llamaba Nacho- tuvo que dar de comer de urgencia a unos comensales y uso para ello unas tortas de maíz, queso y jalapeños.

Platos que no son de donde creíamos
(9/23)
Bollo suizo

El bollo suizo en realidad es un dulce totalmente español. Se trata de unos bollos de leche que tienen su origen en el Café Suizo de Madrid, un establecimiento situado entre las calles Alcalá y Sevilla de la capital española. De ahí, y con el tiempo, se han hecho internacionales llegando a muchos países, incluso a Suiza, donde curiosamente lo llaman 'bollo español'.

Platos que no son de donde creíamos
(10/23)
Cruasán

Aunque la palabra cruasán proviene del francés croissant, la realidad es que su origen es austriaco. La versión más extendida es que nació como para celebrar el fracaso del intento de invasión otomana de la ciudad de Viena en el siglo XVII. Los panaderos de la ciudad hicieron dos tipos de panes, uno de los cuales tenía forma de media luna como mofa por la derrota de sus enemigos. Era el 'halbmond', al que se considera como el origen de cruasán.

Platos que no son de donde creíamos
(11/23)
Napolitana

De trata de otro tipo de receta de bollería, muy similar al cruasán y que puede estar relleno de chocolate o de crema. A pesar de su nombre, no tiene ninguna relación con la ciudad italiana de Nápoles más allá de que pueden comerse por allí. Su origen no está claro, pero es muy probable que sea francés y es conocido en muchas partes del mundo como 'pain au chocolat' (pan al chocolate).

Platos que no son de donde creíamos
(12/23)
Churros

Cualquiera diría que los churros son una receta puramente española y es que en España son de lo más típicos y populares. Pero su origen no está muy claro y se debate si podría estar en pastores españoles, marineros portugueses o incluso los chinos, a los que esos marineros copiaron la receta llevándola hasta la península ibérica.

Platos que no son de donde creíamos
(13/23)
Donas

Las donas, también conocidas como dónuts tienen también un origen bastante disputado y no, no está en Estados Unidos a pesar de ser una de las estrellas de su gastronomía diaria. Su origen más probable está en la antigua Grecia con un producto similar denominado 'loukoumades' que aún hoy es típico de la cocina griega. Sin embargo su popular forma actual como una rosquilla data de 1847 cuando un marinero llamado Hanson Gregory, hizo el famoso agujero con la tapa de un pimentero de un barco en un Oliebollen, un dulce típico holandés.

Platos que no son de donde creíamos
(14/23)
Pastel de manzana

Es un poster típico de Estados Unidos, pero su origen está al otro lado del charco, en Inglaterra. Fueron ellos los primeros que lo cocinaron, tal y como refleja el libro de cocina 'The Forme of Cury', editado en torno a 1390 por los cocineros de Ricardo II y que cita una receta de tarta de manzana llamada 'tartys in applis'. Fueron ellos los que los trasladarían a tierras americanas y allí adquirió una enorme popularidad.

Platos que no son de donde creíamos
(15/23)
Tarta de queso

La tarta de queso es otro postre que muchos asocian a Estados Unidos y tampoco nació allí, sino que fue en la antigua Grecia. La primera mención escrita sobre un pastel de queso fue hecha por el médico griego Aegimo, que escribió un libro sobre el arte de hacer queso, por lo que podríamos estar hablando de que es una elaboración con más de 2.000 años de historia.

Platos que no son de donde creíamos
(16/23)
Ensalada César

Son muchos los que piensan que la ensalada César nació en la Antigua Roma y otros que lo hizo en Estados Unidos, pero donde surgió realmente fue en México. Su inventor fue el chef Remigio Murgia, del restaurante Cardini de Tijuana, aunque el plato recibió el nombre que conocemos hoy en día en honor al dueño y también cocinero César Cardini.

Platos que no son de donde creíamos
(17/23)
Milanesa

La milanesa es una receta de filetes de carne -normalmente de vacuno- empanados, una receta sencilla que muchos podrían asociar con la ciudad de Milán, pero que en realidad tiene su origen en la capital argentina, Buenos Aires, de la mano de inmigrantes italianos. Aún así, se habla de un origen mas antiguo que nos trasladaría hasta Austria, donde encontramos el 'Wiener Schnitzel' (bistec vienés), que era muy similar, del mismo modo que tiene un gran parecido con la 'Cotoletta alla palermitana' que se hacía en Palermo (Sicilia).

Platos que no son de donde creíamos
(18/23)
Pasta

El más importante de los ingredientes de la cocina italiana, la pasta, no tiene su origen en Italia, sino en Asia. Los fideos más antiguos de los que se tiene noticia tienen casi cuatro milenios de antigüedad y se hicieron en China. Y aunque, la llegada de la pasta a Italia también se pudo deber a los etruscos o los griegos, al parecer fue Marco Polo quien en uno de sus viajes a tierras de Asia en el siglo XIV tomó la receta y la llevó a Italia, donde acabaría convirtiéndose en patrimonio nacional.

Platos que no son de donde creíamos
(19/23)
Espagueti con albóndigas

Si elegimos específicamente una plato de pasta, habría que hablar de los espagueti con albóndigas, una receta que, aunque pudiéramos creer de origen italiano, la realidad es que nació en Estados Unidos. Eso sí, fue una receta de inmigrantes italianos que la inventaron a finales del siglo XIX, tal y como se puede ver en el el museo Smithsonian de Washington DC.

Platos que no son de donde creíamos
(20/23)
Pizza

Perdida la patente de la pasta, los italianos podrían conformarse con la pizza, pero no, porque su origen parece que tampoco está en Italia, aunque existe mucha controversia al respecto. Sus antecedentes estarían en las antiguas culturas de Egipto, Persia, Grecia y Roma y muchos, según publicaba el diario español El Confidencial, apuntan a que su origen podría estar en Grecia y Turquía, siendo la palabra pizza una derivada de la griega 'pitta' y la turca 'pide'.

Platos que no son de donde creíamos
(21/23)
Pizza margarita

La pizza margarita, una sencilla pizza de solo tres ingredientes, podría tener su origen según cuentan en una petición de la reina italiana Margarita de Saboya, que habría pedido una pizza con los colores de la bandera de Italia. Sin embargo, existen pruebas de que esta pizza existía mucho antes del antojo de la reina, en en la Antigua Roma, que no sería técnicamente Italia, aunque sí su actual territorio.

Platos que no son de donde creíamos
(22/23)
Galletitas de la suerte

Todo el mundo piensa que las galletitas de la suerte, que rompes y en su interior tienen mensajes de sabiduría, son de China, pero su origen real está en Estados Unidos y su creador, un japonés. Y las opciones son dos, aunque siempre cumpliendo con esa premisa. Pudo tratarse, según unos, de Makoto Hagiwara, un diseñador nipón que las ideó en 1909; y, según otros, del fundador de Hong Kong Noodle Company en Los Ángeles, David Jung, otro japonés que las habría creado en 1918.

Platos que no son de donde creíamos
(23/23)
Kiwi

Y para acabar con la lista no nos paramos a pensar en un plato elaborado, sino en una fruta como es el kiwi. Todo el mundo piensa que su origen está en Nueva Zelanda -e incluso a los habitantes de la isla se les conoce con ese nombre-, pero en realidad esta fruta viene de China, sobre todo de una amplia zona ocupada por los bosques del valle del río Yangtsé y donde era conocida como grosella china. Desde allí empezó a importarse al país oceánico a partir del año 1904.

Más para ti