La tercera dosis de la vacuna: ¿cuándo y para quiénes?

Frenar una nueva ola: objetivo de una tercera dosis
Los mayores de 70 ya tienen la tercera dosis
Los mayores de 60 ya están llamados a la tercera dosis
Los mayores de 40: próximo llamamiento
¿Cuándo?
Pero ¿no funciona la inmunidad con dos dosis?
Los no vacunados son quienes corren riesgo de muerte
La imposible inmunidad de rebaño
La mascarilla sigue siendo necesaria
La pandemia que no cesa
Vacunación cada cierto tiempo
Lo ideal: vacunas esterilizantes
Pasaporte Covid
¿Libertad?
¿Y los países pobres?
También esto pasará
Frenar una nueva ola: objetivo de una tercera dosis

España tiene un buen índice de población vacunada (80% con la pauta completa) pero los contagios y hospitalizaciones, aunque todavía de modo muy leve, están subiendo. Y en vista de lo que sucede en Europa (con la pandemia desatada en países como Alemania y Austria), el Gobierno admite que ya se plantea administrar una tercera dosis de la vacuna. De hecho, está en marcha un plan para administrar esa tercera dosis.

Los mayores de 70 ya tienen la tercera dosis

Los mayores de 70 años ya están vacunados con tres dosis. Personal sanitario e inmunodeprimidos también se incluyen en este grupo. Pero habrá tercera dosis en España para nuevas franjas de edad.

Los mayores de 60 ya están llamados a la tercera dosis

De momento, los mayores de 60 son quienes están convocados a una tercera dosis de vacuna contra la Covid-19. Pero Bruselas ha hecho un llamamiento a extender esta dosis extra. Así que seguramente en breve se llamará a la vacunación a un nuevo grupo de edad. ¿Quiénes?

Los mayores de 40: próximo llamamiento

Desde la Comisión Europea se recomienda comenzar ya a administrar la tercera dosis de la vacuna a los mayores de 40 para frenar la nueva ola pandémica que está provocando confinamientos en media Europa. Y es el principio. Se están comprando vacunas suficientes para dar esa tercera dosis a toda la población en general.

¿Cuándo?

Según una información publicada en La Vanguardia, a partir de enero se tratará de dar un tercer pinchazo a toda la población. Todo el mundo tendrá un refuerzo de inmunidad contra la Covid-19.

Pero ¿no funciona la inmunidad con dos dosis?

Dos dosis de la vacuna suelen ser suficientes para inmunizar pero se ha visto que pasados entre tres y seis meses, la protección disminuye así que no está de más reforzar la barrera que nos ayuda a combatir el coronavirus.

Los no vacunados son quienes corren riesgo de muerte

Con todo, el mayor riesgo lo corren los no vacunados. Ninguna vacuna contra la Covid impide la infección. Pero la persona vacunada, como mucho, suele pasar levemente la enfermedad. Los no vacunados tiene un altísimo riesgo de ser hospitalizados o morir.

La imposible inmunidad de rebaño

La inmunidad de rebaño de la que se habló tanto tiempo parece, de momento, un objetivo inalcanzable. Los expertos creen que para frenar los picos de contagios sólo queda vacunar casi al 100% de la población. Y algo más...

La mascarilla sigue siendo necesaria

Aunque nos pese, todavía es útil llevar mascarilla. En espacios cerrados resulta imprescindible y también si en espacios abiertos estamos en una aglomeración y no hay distancia posible con el prójimo.

La pandemia que no cesa

Creíamos que la pandemia iba a acabar pero la llegada del invierno ha recrudecido sus efectos. Y, además, las cosas se complican cuanto algunos sectores de la población expresan su malestar (por el confinamiento, por el cansancio pandémico) con protestas violentas.

Vacunación cada cierto tiempo

La tercera dosis nos ayudará. E, incluso, puede que sea necesaria una vacunación periódica igual que sucede con la gripe, de la cual hay una vacuna anual.

Lo ideal: vacunas esterilizantes

La pandemia podría concluir más rápidamente si se lograra una "vacuna esterilizante", un tipo de vacuna que mata al virus en nuestro organismo e impide que pueda transmitirse. Hay varios proyectos trabajando en ello pero, de momento, sólo tenemos vacunas que ayudan a no enfermar y morir. Lo cual ya es mucho.

Pasaporte Covid

Los problemas serios que provoca esta nueva ola (con hospitales al borde del colapso en Alemania o Austria) empujan hacia la instauración del pasaporte Covid, que impediría la entrada en sitios públicos a los no vacunados, o de la vacunación obligatoria bajo amenaza de sanción. Ya se ha impulsado en Bélgica o Países Bajos en forma de Código QR que hay que llevar en el smartphone.

¿Libertad?

El debate que se establece es si la libertad individual de no vacunarse está por encima de la salud colectiva. Un no vacunado tiene más posibilidades de acabar en el hospital pero, además, si se infecta su carga viral será mayor y contagiará más.

¿Y los países pobres?

Otra cuestión es si resulta asumible seguir vacunándonos una y otra vez mientras los países pobres no pueden permitirse inmunizar a su población. El efecto dominó global que eso puede provocar también influye en que la pandemia no acabe. O todo el planeta vacunado o tardaremos en ver el final de esta catástrofe.

También esto pasará

El pesimismo no es una opción. La ciencia ha logrado aminorar el efecto de la Covid-19. Hay vacunas y también se están probando tratamientos efectivos que impiden el fallecimiento. Y la pandemia, de un modo u otro, será controlada.

ADEMÁS: Lo que hay que saber sobre la vacunación contra la Covid-19 en niñas y niños

Más para ti