Bertín Osborne opina sobre Otegi y el rey