Variante Lambda: ¿nueva amenaza?