Rodrigo Rato: auge y caída de un político, banquero y (finalmente) reo

Rodrigo Rato y Pedro J cuando eran amigos
Aznar y Ana Botella besándose ante Rato
El amigo de los Aznar
Del Gobierno al FMI
Un hombre para todo
Rodrigo de Rato
Buenos viejos tiempos
Rato en el barco con su mujer
Rato saltando al agua
Rato cuando lucía el sol
Malos tiempos para Rodrigo Rato
El hombre que dijo: "Es el capitalismo, amigo"
Rato a juicio
De casta le viene a Rato
Demasiadas preguntas
Rodrigo Rato y Pedro J cuando eran amigos

Rodrigo Rato entra en la cárcel tras una condena de cuatro años y medio por un delito continuado de apropiación indebida en el uso de las llamadas tarjetas black y es momento de contar con una biografía (aproximada) de quien lo tuvo todo y, ahora, parece no contar con muchos apoyos.

Aznar y Ana Botella besándose ante Rato

Auge y caída de un exministro de la era de Aznar que comenzó su andadura política de la mano del expresidente del Gobierno. Amigo, el ex presidente, que vio cómo Rato comenzaba en 1979 en Alianza Popular para, después, ser su mano derecha en el PP.

El amigo de los Aznar

Aznar quiso que Rato fuera su "sucesor natural". Incluso, le puso en la lista antes que a Rajoy. Pero él dijo "no" y la historia de Rodrigo Rato fue otra bien distinta.

Del Gobierno al FMI

Rato llegó a ser ministro con Aznar, vicepresidente y hasta director del Fondo Monetario Internacional. Pero fue cuando llegó a ocupar el cargo de presidente de Bankia cuando empezaron los problemas.

Un hombre para todo

Porque no le valió a Rato ni encomendarse a todos los santos habidos y por haber: se le acusó de hasta catorce delitos distintos.

Rodrigo de Rato

Así que, en el centro de todas las miradas, decidió abandonar su cargo como presidente de Bankia. "He decidido pasar el testigo a un nuevo gestor", aseguró en el 7 de mayo de 2012 el propio Rato.

Buenos viejos tiempos

Sin embargo, años después, contó a la prensa que fue el ministro de Economía quien exigió su dimisión. Tiempos duros para Rato que empezó a quedarse sin amigos.

Rato en el barco con su mujer

Le detuvieron en 2015, fue puesto en libertad y, dos años después, se le acusó de varios delitos más. "Ya no me voy a callar", dijo entonces. Y se marchó de vacaciones con su mujer, Alicia González.

Rato saltando al agua

La periodista se convirtió en su principal apoyo. Se casaron en secreto en 2015 y después de una relación que comenzaba con el final del matrimonio de Rato con su primera esposa, Gela Alarcó.

Rato cuando lucía el sol

Aquel verano de 2015 fueron pillados en Mallorca por los fotógrafos. Ella leyendo un libro y él con su bañador amarillo (al estilo CR7). Días de sol y playa en los que eran ajenos a lo que se les venía encima. 

Malos tiempos para Rodrigo Rato

Ahora ella es su principal apoyo cuando parece que a Rato no le quedan muchos amigos. Y más sabiendo que esta sentencia es solo la primera de muchas que están por llegar.

El hombre que dijo: "Es el capitalismo, amigo"

"Yo no he cometido ningún delito", ha mantenido Rato en todo momento. "NI fiscal ni de otro tipo". Pero, de momento, la Justicia no le ha creído.

Rato a juicio

Porque el que algunos calificaban como el padre del "milagro económico" ve cómo su castillo de naipes se va desmoronando poco a poco y, a las puertas de los 70 años, se enfrenta a una condena de prisión.

De casta le viene a Rato

Corriendo la misma suerte que su padre, el empresario Ramón de Rato Rodríguez-San Pedro, que fue encarcelado en el año 1967.

Demasiadas preguntas

¿Cuál será el próximo capítulo en 'Auge y caída de Rodrigo Rato'?

Más para ti