El mundo tiembla: ¿hay más actividad volcánica y sísmica de lo normal?