El hundimiento del bitcoin: ¿fin de las criptomonedas?