Alerta roja: la escasez de chips daña la economía mundial