¿Dónde estaban y dónde están los protagonistas del 11-S?

Bush y Giuliani, dos actitudes muy diferentes ante el 11-S
La
Rudolph Giuliani, de alcalde heroico a servidor de Trump
La patética rueda de prensa de Giuliani tras las elecciones
La caída de un icono
Cadena perpetua para terroristas supervivientes de los ataques
¿Dónde estaba Joe Biden en 2001?
Osama Bin Laden escapó durante diez años
La fuga del mulá Omar
Colin Powell, el militar de Bush
De republicano a demócrata
Dick Cheney al teléfono
Liz Cheney, la nueva generación
Donald Rumsfeld estaba en el Pentágono
Fallecido en 2021
Condoleezza Rice, el rostro amable del gobierno estadounidense
Admitió errores
Y Nueva York siguió adelante
Bush y Giuliani, dos actitudes muy diferentes ante el 11-S

¿Qué ha sido de George W. Bush, el presidente que tuvo que afrontar el peor atentado terrorista de la historia de Estados Unidos? ¿Y de Rudolph Giuliani, alcalde de Nueva York e icono repentino de la respuesta cívica contra el horror? ¿Y de los terroristas que sobrevivieron a los ataques? ¿Dónde estaba por entonces Joe Biden? Contestamos a todas estas preguntas.

La "desaparición" de George W. Bush durante los ataques

A George W. Bush se le criticó duramente porque estuvo horas desaparecido mientras su país se estremecía de terror por los ataques. Se metió  en un avión y estuvo surcando el cielo estadounidense hasta que, ya de noche, se dejó ver y habló a sus conciudadanos. Más de un analista echó en falta ese valor de comandante en jefe que presidentes como Roosevelt o Kennedy exhibieron en momentos de crisis.

"Guerra al terrorismo" y la tranquila vida de un ex mandatario

George W. Bush declaró el 20 de septiembre la "guerra al terrorismo" en una alocución a la nación. Eso condujo a las guerras de Afganistán e Irak, ambas con resultados más que discutibles. Una vez retirado de la presidencia, comenzó una plácida vida de ex mandatario en su Texas natal, entre su residencia en Dallas y su rancho de Crawford. En 2013 se le intervino por la obstrucción de una arteria coronaria pero se recuperó bien y su salud parece buena.

Rudolph Giuliani, de alcalde heroico a servidor de Trump

Rudolph Giuliani, alcalde republicano de Nueva York  durante el 11-S, lideró una situación de emergencia en la que, como hemos dicho, George W. Bush brilló por su ausencia. Emblemático héroe para, años después, acabar convertido en abogado de Trump y defensor de la teoría de las "elecciones robadas".

La patética rueda de prensa de Giuliani tras las elecciones

Precisamente fue en una comparecencia en al que Rudy Giuliani defendía las irregularidades en el recuento de votos que había dado la victoria de Joe Biden cuando se produjo una imagen cuyo patetismo dio la vuelta al mundo: el calor en la sala provocó que el abogado sudara más de la cuenta y que el tinte para el cabello se deslizase por su rostro como si del protagonista de 'Muerte en Venecia' se tratara.

La caída de un icono

Defender a Trump hasta más allá de todo límite y un episodio dudoso con una periodista enviada por el cómico Sacha Baron Cohen son algunos de los elementos que han hecho que Giuliani pase de héroe a villano.

Cadena perpetua para terroristas supervivientes de los ataques

Los terroristas que secuestraron los vuelos para los ataques del 11-S murieron. Pero se logró capturar a ocho militantes de Al Qaeda que habían participado en los preparativos o estaban preparados para atentar. En 2006 un jurado federal rechazó la pena de muerte para ellos y se les aplicó una cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

¿Dónde estaba Joe Biden en 2001?

Joe Biden era un senador veterano cuando sucedieron los atentados del 11-S. Tenía 58 años y se le consideraba un experto del Partido Demócrata en temas internacionales. De hecho, era presidente de la Comisión de Exteriores del Senado y, como tal, apoyó a Bush en su decisión de atacar Afganistán y, posteriormente, Irak. Más tarde se arrepentiría de ambas decisiones y, azares del destino, le tocó comandar como presidente de Estados Unidos la retirada y derrota de Afganistán.

Osama Bin Laden escapó durante diez años

El cerebro del ataque a Estados Unidos y líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, estaba en Afganistán cuando George W. Bush ordenó su captura. Pero Bin Laden escapó y hasta mayo de 2011 no fue localizado. Estaba en Pakistán, no muy lejos de las cuevas afganas donde se le había rastreado. La Operación Gerónimo, ordenada por Barack Obama, supuso la eliminación de Bin Laden. Su cuerpo, según algunas informaciones, fue lanzado al mar.

La fuga del mulá Omar

En el momento en que se produce el ataque del 11-S, Afganistán está bajo el poder de los talibán. Su líder entonces es el misterioso mulá Omar (de quien apenas hay imágenes ni información biográfica), que se convierte en uno de los hombres más buscados por Estados Unidos por proteger a Bin Laden. El mulá Omar logró huir de las tropas estadounidenses y se cree que se refugió en Pakistán, donde habría sido abatido a tiros en 2011. Los talibán fueron expulsados del poder por Estados Unidos y, veinte años después, volvieron a ocupar el poder cuando Joe Biden retiró a las fuerzas estadounidenses del territorio afgano.

Colin Powell, el militar de Bush

El 11-S empujó a Estados Unidos a una escalada bélica en la cual fue determinante el papel del general Colin Powell, Secretario de Estado con George W. Bush. La polémica invasión de Irak fue defendida por Colin Powell en la ONU con el argumento de las supuestas "armas de destrucción masiva" que poseía Sadam Husein y que nunca aparecieron.

De republicano a demócrata

Colin Powell siempre fue un republicano moderado a quien la radicalización de su partido acabó llevando a apoyar a Barack Obama en las elecciones de 2008. Actualmente está retirado de la vida pública.

Dick Cheney al teléfono

El hombre del teléfono es Dick Cheney, vicepresidente de Estados Unidos cuando el país fue atacado. La imagen pertenece a las horas en que un gabinete de crisis encabezado por él tomó el mando con Bush fuera de juego sobrevolando América.

Liz Cheney, la nueva generación

Aquejado de problemas de salud y ya octogenario, Dick Cheney se halla retirado de la política. Su hija, Liz, es una prominente líder republicana y encabeza la oposición interna en el partido a Donald Trump. Ella es, como su padre, una conservadora sin tacha. Pero las maneras de Trump le parecen antidemocráticas y peligrosas.

Donald Rumsfeld estaba en el Pentágono

Cuenta George W. Bush que Donald Rumsfeld (Secretario de Defensa cuando el 11-s) estaba en el Pentágono en el momento del ataque y corrió a auxiliar a heridos sin pensar en el riesgo ante otro posible atentado. Más allá de esa (presunta) exhibición de valor físico, Rumsfeld destacó por su maquiavélica inteligencia política y su apuesta por llevar la "guerra contra el terror" hasta el extremo, incluyendo el trato duro a los prisioneros y la creación de ese limbo legal que fue Guantánamo.

Fallecido en 2021

Donald Rumsfeld falleció en 2021 sin arrepentirse lo más mínimo de la política exterior que impulsó, con guerras en Afganistán e Irak que condujeron al desequilibrio planetario y a una violencia sectaria que todavía no ha cesado en la zona.

Condoleezza Rice, el rostro amable del gobierno estadounidense

En medio de halcones como Dick Cheney o Donald Rumsfeld, Condoleezza Rice era el rostro amable. Firme pero moderada y muy dotada dialécticamente. Era Consejera de Seguridad Nacional el 11-S y sucedió a Colin Powell en el cargo de Secretaria de Estado.

Admitió errores

Condoleezza Rice sí ha admitido que la Administración Bush cometió errores en su respuesta a los brutales atentados del 11-s. Aún así, asegura sentirse orgullosa de aquella etapa porque "después del 11-s, cada día era 12 de septiembre, cada día pensabas qué podía ocurrir".

Y Nueva York siguió adelante

En cuanto al lugar principal de los atentados, Nueva York, se recuperó totalmente. El Bajo Manhattan reinventó el lugar donde cayeron las torres y el skyline de la ciudad siguió, orgullosamente, refulgiendo en la noche.

Imagen: Mark Boss / Unsplash

Más para ti