¿Cuánto se gastaron los famosos en su boda?

¡Vivan las bodas!
Donald Trump y Melania Knauss
Brad Pitt y Jennifer Aniston
Kate Moss y Jamie Hince
Ivanka Trump y Jared Kushner
Elizabeth Taylor y Larry Fortensky
Catherine Zeta-Jones y Michael Douglas
Tom Cruise y Katie Holmes
Christina Aguilera y Jordan Bratman
Sargis Karapetyan y Salomé Kintsurashvili
Paul McCartney y Heather Mills
Salma Hayek y François-Henri Pinault
Chelsea Clinton y Marc Mezvinsky
Wayne Rooney y Coleen McLoughlin
Michael Jordan e Yvette Prieto
Lolita Osmanova y Gaspar Avdolyan
Kim Kardashian y Kris Humphries
Kim Kardashian y Kanye West
Aleksey Shapovalov y Ksenia Tsaritsina
Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock
Angelababy y Huang Xiaoming
El príncipe William y Kate Middleton
El príncipe Harry y Meghan Markle
Vanisha Mittal y Amit Bhatia
Mohammed bin Zayed Al Nahyan y Salama
La princesa Diana y el príncipe Carlos
¡Vivan las bodas!

Son celebraciones del amor que suelen resultar gratificante para contrayentes e invitados y, en el caso de las celebridades, sirven también para entretener al público. Pero ¿cuáles son las bodas en las que más dinero se invirtió? Aquí va un listado con cifras (por supuesto) aproximadas y sacadas de lo que publicaron en su momento los medios de comunicación.

Donald Trump y Melania Knauss

La tercera boda de Donald Trump se celebró en 2005, y salió por un millón de dólares. La novia llevó un vestido de Dior de 200 000 dólares y, en su mansión de Mar-a-Lago, Tony Bennet y Billy Joel cantaron para los invitados, incluida toda la familia Trump.

Brad Pitt y Jennifer Aniston

Los actores se casaron en una finca en Malibú, y su presupuesto, según se publicó en su momento, fue de un millón de dólares. No escatimaron en flores, intérpretes musicales, fuegos artificiales ni en medidas de seguridad, llegando incluso a restringir el tráfico aéreo. Aunque se divorciaron 5 años después.

Kate Moss y Jamie Hince

La íntima celebración tuvo lugar en julio de 2001, en la Iglesia de San Pedro, Cotswolds, Inglaterra. La recepción fue en la localidad, en una de las casas de la modelo, y duró tres días. En total, según la prensa,  costó un millón de dólares. Ese mismo verano, la pareja se divorció.

Ivanka Trump y Jared Kushner

Celebrada en el Trump National Golf Club de Nueva Jersey, EEUU, la boda costó un millón y medio de dólares. La novia lució un Vera Wang, y después del evento se fue con su nuevo marido directa a su luna de miel en África.

Elizabeth Taylor y Larry Fortensky

En 1991, con un millón y medio de dólares de presupuesto, se celebró la octava -y última- boda de Elizabeth Taylor. Sólo en su vestido de Valentino se gastó 25 000 dólares. La pareja se divorció 5 años después.

Catherine Zeta-Jones y Michael Douglas

La ceremonia se celebró en el Hotel Plaza de Nueva York, en noviembre del 2000, y supuso entre un millón y medio y dos millones de dólares. La novia llevó una tiara de (supuestamente) 300. 000 dólares, y las invitaciones estaban marcadas con un holograma para asegurarse de que nadie podía colarse. Hasta la fecha, esta pareja sigue demostrando que para el amor no hay edad (al igual que estas otras parejas).

Tom Cruise y Katie Holmes

Por dos millones, la pareja celebró su boda en un castillo italiano, ambos vistieron de Armani, contaron con un concierto de Andrea Bocelli y cerraron los festejos con fuegos artificiales. No está mal.

Christina Aguilera y Jordan Bratman

En diciembre de 2005, con un vestido de 30.000 dólares, la cantante Christina Aguilera se casó con el productor Jordan Bratman. En total, según la prensa estadounidense, la boda costó dos millones de dólares, y su unión duró seis años.

Sargis Karapetyan y Salomé Kintsurashvili

En 2016, el hijo de un multimillonario ruso, Sargis Karapetyan, se casó y celebró su enlace por todo lo alto, gastándose dos millones en decoración -la sala de recepción parecía un bosque-, vestidos de alta costura para la novia y una actuación privada de Maroon 5.

Paul McCartney y Heather Mills

El cantante de los Beatles se casó en un castillo en Glaslough, Irlanda, en 2002. Intentaron que la ceremonia fuese en secreto, pero se descubrió. Aunque el presupuesto de la boda llegó a los 3 millones de dólares, su divorcio, seis años más tarde, les salió aún más caro.

Salma Hayek y François-Henri Pinault

Con un presupuesto de 3 millones y medio, la pareja se casó en la ópera de La Fenice, Venecia, Italia, en 2009. Entre los invitados de renombre se encontraban Penélope Cruz, Bono  y muchos más.

Chelsea Clinton y Marc Mezvinsky

En 2010, en Astor Courts Estate, Rhinebeck, Nueva York, la hija de los políticos Bill y Hillary Clinton se casó con Marc Mezvinsky. Chelsea utilizó dos vestidos de Vera Wang, quien estaba entre los invitados. La boda costó, según las crónicas, más de cuatro millones de dólares.

Wayne Rooney y Coleen McLoughlin

El jugador de fútbol celebró su unión durante tres días, en una villa italiana y posteriormente en un yate que surcó las costas mediterráneas. En total, la pareja se gastó 8 millones.

Michael Jordan e Yvette Prieto

En 2013, el jugador de baloncesto se casó por segunda vez, y la ceremonia costó nada más y nada menos que ¡10 millones de dólares! Eso se dijo. Se celebró en el Bear’s Club, Jupiter, Florida, y actuaron Usher, K’Jon y Robin Thicke.

Lolita Osmanova y Gaspar Avdolyan

Estos dos rusos, hijos de multimillonarios, celebraron su boda en el Dolby Theatre de Los Ángeles, donde se festejan los premios Oscar. Con un pasillo de oro, 500 000 dólares en flores y las actuaciones de Lady Gaga y Jason Derulo, el coste fue de 10 millones de dólares.

Kim Kardashian y Kris Humphries

Aunque se divorciaron a los 72 días, la pareja no escatimó en gastos en la que fue la segunda boda de Kim Kardashian. Con un presupuesto de 10 millones de dólares, la boda se celebró en California, con 440 invitados y con la novia luciendo un Vera Wang y diamantes Schwartz.

Kim Kardashian y Kanye West

Su lujosa boda costó 12 millones de dólares. La celebración se inició en París y, proporcionando jets privados a sus invitados para transportarse, continuó en Italia, en el Forte di Belvedere. Uno de los dos vestidos que llevó la Kardashian es un Givenchy de 500. 000 dólares.

Aleksey Shapovalov y Ksenia Tsaritsina

Tan sólo el anillo se valoró en más de 10 millones de dólares. Además, la ceremonia contaba con acróbatas, cientos de flores y hasta una tarta suspendida en el aire. Se celebró en un exclusivo barrio de Moscú, y aunque no se sabe con exactitud el coste final, fue la boda más ostentosa de 2017.

Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock

El príncipe de Mónaco y la nadadora de Sudáfrica celebraron dos ceremonias en un fin de semana. El coste total fue de más de 20 millones de dólares. Aunque hubo rumores de novia a la fuga en el último momento, se celebró el día establecido, en julio de 2011.

Angelababy y Huang Xiaoming

La novia llevó un vestido de Dior que, de momento, es el vestido de novia más caro del mundo. El presupuesto fue de 31 millones de dólares, que permitió que la tarta de bodas fuese de 10 pisos y que lo invitados recibiesen bolsas de regalos con móviles incluídos.

El príncipe William y Kate Middleton

En 2011, y con una ceremonia y celebración que llegó a los 34 millones de dólares, la realeza inglesa se casó. La mayoría del presupuesto, 32 millones de dólares, se destinó a exclusivamente a la seguridad del evento.

El príncipe Harry y Meghan Markle

La ceremonia de Harry salió incluso más cara que la de su hermano, por más de 42 millones de dólares. Tan sólo el arreglo floral fueron 143.000, más el aperitivo para los 2640 invitados, el vestido de la novia y el necesario despliegue de seguridad.

Vanisha Mittal y Amit Bhatia

La pareja india se casó en un castillo del s. XVI, en París. Cubrieron el viaje hasta allí de todos sus invitados, quienes además recibieron caros regalos, y contrataron a Kylie Minogue para que amenizase el evento. En total, se gastaron más de 60 millones.

Mohammed bin Zayed Al Nahyan y Salama

El jeque árabe mandó construir un estadio, con capacidad para 20 000 personas, exclusivamente para celebrar su boda con la princesa Salama. La ceremonia y sus festejos duraron un total de siete días, y su coste fue de 100 millones.

La princesa Diana y el príncipe Carlos

Celebrada en 1981, la boda costó unos 110 millones. La más cara de la historia hasta el momento. Además de seguridad, el presupuesto se dedicó al vestido de cola de la novia, 28 tartas y el paseo en carruaje a la salida de la abadía de Westminster, Londres. La realeza inglesa no escatima en gastos.

Más para ti