Así es la “smart mask, el cubrebocas capaz de comunicarse con tu teléfono

El futuro ya está aquí
Distribución
Precio
Un gadget complementario
 Las posibilidades que ofrece
Realizar llamadas
Amplificación de la voz
Traducción
Realidad aumentada
Próximamente
 ¿Cómo surgió la “smart mask”?
La idea primigenia
Un proyecto rentable
El futuro ya está aquí

La C-Face Smart Mask es la primera mascarilla (FFP3) inteligente del mundo, capaz de comunicarse con smartphones y otros dispositivos.

Distribución

Desarrollada por Donut Robotics (Japón), las primeras 5 000 “smart mask” se pondrán en venta en Japón en septiembre, y más tarde llegarán a China, EEUU y Europa.

Precio

El precio inicial de mercado será de unos 40 euros por unidad.

Un gadget complementario

Es importante destacar que la "smart mask" no protege del coronavirus, por lo que debajo se debe llevar una que sí que filtre el aire. Las gomas y el diseño de la C-Face están pensadas para adaptarse a la perfección a la otra mascarilla.

Las posibilidades que ofrece

La C-Face se conecta por bluetooth a una aplicación específica para dispositivos móviles o tablets, y permite enviar mensajes. Pero puede hacer más que transcribir de oral a texto.

Realizar llamadas

Con la “smart mask”, configurada correctamente en el móvil, se puede llamar de forma directa a cualquier contacto.

Amplificación de la voz

Teniendo en cuenta que la situación actual puede alargarse, la C-Face es capaz de amplificar la voz de quien la lleve, de manera que sea más fácil  comunicarse y entenderse en el día a día.

Traducción

El feat estrella de la “smart mask” es la promesa de que su aplicación podrá traducir lo que se dice en japonés a otros idiomas. Si bien es cierto que aún no se ha desarrollado, se planea incluir hasta 8: inglés, chino, coreano, francés, español, tailandés, vietnamita y bahasa (indonesio).

Realidad aumentada

La compañía ha llegado incluso a hablar de instalar una función de realidad aumentada, pero no hay nada confirmado sobre esto de momento.

Próximamente

Aunque en la actualidad sólo hay sonido y caracteres disponibles, la segunda “edición” de las C-Face incluirá un sistema de imagen (AR, VR, etc.), requerido en un mundo digital y en línea que cada vez progresa más rápidamente.

¿Cómo surgió la “smart mask”?

El director ejecutivo de Donut Robotics, Taisuke Ono, compartió con  Reuters que esta tecnología en un principio se iba a utilizar en robots guía y traductores en el aeropuerto de Haneda (Tokio), pero se adaptó a las necesidades generadas por el coronavirus.

La idea primigenia

Además del software de traducción de los robots, el diseño de la máscara es el que creó el ingeniero Shunsuke Fujibayashi para un proyecto que interpretaba discursos trazando los movimientos faciales.

Un proyecto rentable

Donut Robotics inició un crowdfunding para crear la C-Face. En tres minutos consiguieron su objetivo inicial: recaudar 55 000 euros. Media hora más tarde llegaron a los 221 000, y cerraron la ronda de financiación.

Más para ti