20 Tips para un regreso a clases más barato

La mayoría de colegios ofrecen una lista de útiles que tu hijo necesitará a lo largo del año, además de algunas sugerencias. Te recomendamos que de acuerdo a esta lista elabores un presupuesto de referencia e intentes aferrarte a el, es decir, compra los necesario e imprescindible pues seguramente a lo largo del año tendrás que adquirir más cosas, por lo que harías un triple gasto en caso de planificarte.

Resulta ser un punto muy difícil a seguir y diferenciar, pues muchas veces terminamos comprando cosas que no deberíamos con tal de dar gusto a nuestros pequeños. Un pequeño consejo es que revises los materiales de la nueva lista escolar que posiblemente ya tengas en casa del año anterior, así a la hora de comprar podrás ahorrar un poco más y evitarás gastar de más.

Aunque sabemos que te gustaría desconectar totalmente durante el verano, recuerda que previo al regreso a clases surgen ofertas bastante atractivas. Así que intenta aprovechar, compara entre varias tiendas y marcas y realiza un inventario para saber cuáles son las cosas primordiales que podrías adquirir en las ofertas. Eso sí, quita la idea de tu cabeza de comprar las últimas cosas 'de moda', un cuaderno siempre será un cuaderno ¿o no?

Una buena idea es que realices tus compras por volumen, existen comercios que realizan pequeños descuentos si realizas la compra de la lista de útiles completa en una sola compra. Además, el ir comprando poco a poco evitará que busques ofertas y aproveches las rebajas.

Una de las mejores cosas que podrías hacer en este nuevo año escolar es marcar con su nombre y grupo el uniforme de tu pequeño, además de los útiles escolares. Esto podría ayudar en el caso de su extravío y enseñará a tu hijo a ser más responsable con sus útiles, algo que a futuro podría suponer la reutilización de los mismos y un ahorro en el próximo año escolar.

Cada año se realizan ferias dedicadas al regreso a clases, la mayoría de veces encontrarás útiles, uniformes, cupones y demás ofertas que te ayudarán a ahorrar.

No lo decimos únicamente por que reutilices los materiales del año anterior que aún te sirvan, sino porque realices tus compras de manera inteligente y compres productos más duraderos como carpetas de plástico y no de cartón.

Un tip que puede ayudarte a ahorrar en el curso presente y posiblemente en el próximo regreso a clases, es comparar a la hora de comprar el uniforme y buscar el sitio más económico. Además, intenta comprarle a tu hijo prendas más holgadas, pues si es cuidadoso posiblemente pueda utilizar el uniforme para el próximo año escolar.

Existen varios comercios que te ofrecen la posibilidad de pagar con tarjetas de crédito, muchas veces a plazos y sin intereses. Es una opción para afrontar el gasto escolar poco a poco.

Existen útiles escolares que sabes que tus hijos no utilizaran de manera inmediata, para esos casos puedes esperar a que lleguen los remates de artículos una vez que hayan iniciado las clases.

Un ahorro de tiempo y dinero puede ser el ponerte de acuerdo con otros padres para turnarse en llevar a los pequeños al colegio, pues además de ahorrar tiempo también ahorraras en combustible.

Los libros escolares representan un gasto anual considerable, por ello en los últimos años muchos padres de familia optan por adquirir libros de segunda mano en buen estado que ofrecen la misma utilidad y minimizan considerablemente el gasto. Ponte en contacto con padres de cursos escolares superiores y pregunta si están interesados en vender y, de la misma forma puedes vender los de tu pequeño.

Muchas veces los profesores incluyen marcas de útiles en las listas escolares como una referencia a la hora de comprar, pero también existen productos genéricos de buena calidad que cumplen de igual manera con su cometido y suponen un gran ahorro.

Muchas veces por cuestión de tiempo y facilidad damos dinero a nuestros hijos para que coman en el colegio, un buen consejo es que platiques con tus hijos y les expliques lo mucho que cuesta ganar ese dinero, es una manera de hacerlos consientes sobre los gastos que harán. Además, podrías algunos días aportar un lunch hecho en casa, lo que te ayudará a controlar su dieta y realizar un mayor ahorro.

Muchas veces los niños se encaprichan con ciertas marcas por que resultan atractivos a la vista por los personajes en portada o la decoración.Por ello, podrías proponer a tus hijos decorar y forrar sus propios útiles con sus personajes favoritos, será un modo de asegurar el buen estado de los libros y cuadernos y de inculcar una cultura del cuidado y ahorro a tus pequeños.

Te recomendamos que realices las compras escolares en solitario y sin niños, pues muchas veces terminamos cediendo a las peticiones de nuestros hijos aunque sabemos que resultará más caro. Es una manera de atenerte a la lista escolar.

Trata de no caer en los errores de padres principiantes. Es decir, si ya sabes que ha terminado el ciclo escolar y está por llegar uno nuevo, comienza a realizar un ahorro desde meses antes, pues así podrás afrontar el nuevo gasto escolar de mejor manera.

Existen una serie de artículos como lápices, bolígrafos y cuadernos que sabes que volverán a utilizar durante el próximo año escolar, así que no te olvides y aprovecha los bajos precios que ofrecen los comercios a lo largo del año escolar para ir preparando la próxima lista de útiles.

Existen programas en algunas escuelas o becas de las que puedas verte beneficiado y que te ayuden a reducir el gasto escolar. Infórmate sobre cómo puedes acceder a este tipo de ayudas y aprovecha.

Cuando realices tus compras, trata de ser previsor y comprar cosas que te ayudaran a evitar un doble gasto. Por ejemplo, si vas a comprar una calculadora y sabes que tu hijo utilizara en un futuro una calculadora científica, cómprala de una vez y evita gastar ahora en una más barata y en un futuro volver a comprar porque necesita una científica.

Más para ti