Mila Ximénez no dejó cabos sueltos con su patrimonio