La confesión de Marisa Martín Blázquez: así habla con su padre muerto

Un relato en primera persona
Cartas a un padre muerto
A propósito de un texto de Belén Bermejo
Cartas al más allá
Relación epistolar
Una vez al mes
Sellos incluidos
Una historia por contar
Lo cuenta Marisa Martín Blázquez
Una historia familiar
Cartas entre dos enamorados
Un primer sentimiento de cabreo
Cuestión de latidos
La última carta
En tiempos de pandemia
Un relato en primera persona

La periodista Marisa Martín Blázquez, habitual en tertulias de crónica social y colaboradora de programas como '¡Viva la vida!' o 'El Programa de Ana Rosa' en Telecinco, ha sorprendido con su última confesión hecha en Instagram: "Tengo que confesar que yo escribo a un muerto".

Cartas a un padre muerto

"A uno en particular", ha asegurado la periodista, "que está mucho más vivo que muchos que echan el aliento en el cogote en pleno mes de agosto, haciendo que, en estos momentos, agarre manía a la especie humana".

A propósito de un texto de Belén Bermejo

Unas palabras que llegan después de que Marisa Martín Blázquez se haga eco de un post de la fallecida editora y fotógrafa Belén Bermejo, que en un tiempo pasado, escribía sobre la buena práctica de enviar y recibir cartas. "Hasta a los muertos", ha añadido Martín Blázquez.

El mensaje roto de dolor de Merche tras la muerte de Álex Casademunt

Cartas al más allá

"Lo bueno de escribir a los muertos es que les puedes brasear a cartas sin que les parezca que les acosas", ha añadido la colaboradora de televisión.

Relación epistolar

"O no, no sé. Lo que no termina de gustarme es que no te puedes ilusionar con recibir respuesta, salvo que creas en lo esotérico y te descuelgues montando una güija y establecer así una relación epistolar, tan original, como digna de estudio de un buen psicólogo".

Una vez al mes

En su caso, ella escribe también a los ya desaparecidos. A su padre, en concreto. "El destinatario, en cuestión, es mi padre. Desde que se marchó, físicamente, de nuestro lado le escribo una carta por mes".

Sellos incluidos

"Padre hace muchos, muchos, años que se fue de estas latitudes, así que, entenderéis que tengo centenares de cartas guardadas. Tienen su sobre, su nombre escrito con mi caligrafía, en el reverso el mío, con mi dirección (ha ido cambiando a lo largo de los años) y hasta sus sellos. Tal cual. Yo soy de las que o hacen las cosas al detalle o no me embarco".

Una historia por contar

Tal y como ha relatado la periodista a través de las redes sociales, "el otro día, intentando poner orden en una habitación de mi casa, saqué las cajas (de zapatos –del suelo, al cielo–) con toda la correspondencia escrita a padre".

El triste mensaje de Cristina Fernández tras la muerte de su madre.

Lo cuenta Marisa Martín Blázquez

"Empecé a leer las primeras y me acordé de cómo me inventaba sus respuestas en cartas que, imaginaba, me devolvía él. Estoy absolutamente segura de que acertaría en cada una de sus palabras. De hecho, lo pensaba entonces y por eso, mi siguiente epistolita era contestando lo que creía él me había remitido".

"Mamá estaba ordenando la vida"

"Hace poco, estando en casa de mi madre, y siendo ésta en la que murió mi padre, estaba mamá ordenando la vida. (Nota, madre es de organizar permanentemente todo y de manera obsesiva)".

Una historia familiar

"Le tenían que operar del corazón –finalmente no podrá ser– y, aunque no dice ni pío, creo que tiene miedo a ese berenjenal. Además después de su ingreso hospitalario y haber estado tan grave por la Covid, quiere tener todo más ordenado que de costumbre, que ya es decir".

Cartas entre dos enamorados

"Madre me confesó que había tirado cientos de cartas que, cada día y desde que el amor de su vida se fue a otra dimensión, le ha estado escribiendo", continúa con su relato Marisa Martín Blázquez.

Un primer sentimiento de cabreo

"Me sorprendió que ambas estuviéramos haciendo lo mismo ocultándonoslo y me cabreó –muchísimo– que no me hubiera consultado si me parecía bien hacer semejante barbaridad".

"Eran sólo suyas"

"Después entendí que esas cartas de mamá a papá eran sólo suyas y que qué derecho tengo yo para hurgar en semejante intimidad".

"El hombre de su vida"

"Entendí que, en un mundo en el que ya casi nadie envía, ni recibe cartas, salvo que sea de los bancos o de organismos oficiales para notificarte –casi siempre– noticias “ná más que vaya”, mi madre había querido seguir manteniendo correspondencia con el hombre de su vida y me pareció precioso y demasiado íntimo como para compartirlo por muy hija de los dos que sea".

Cuestión de latidos

"Ahora que mi madre desea que su corazón lata –técnicamente– mejor que nunca ha decidido deshacerse de todas las cartas que enviaba al hombre que provocó, provoca y provocará –por siempre– todos y cada uno de sus latidos".

La última carta

"Yo, mientras, me acabo de inventar la última carta que me ha escrito mi padre en contestación a la mía anterior.
Básicamente habla de que sigamos queriendo y cuidando mucho de mamá".

En tiempos de pandemia

Un relato poderoso y lleno de corazón que ha entusiasmado a muchos y muchas en las redes sociales y que, en tiempos difíciles de pandemia, ayuda a sobrellevar estos días grises.

El mensaje de Cañizares y su mujer, Mayte García, a su hijo fallecido hace tres años.