La cantante Tamara explica cómo ha vivido sin ingresos

Una pandemia muy dura
Confesión entre fogones
Año y medio sin ingresos
Todo ha cambiado
Con la verdad por delante
Familia unida
Noches en vela
Ahorros y amigos
La terapia de Héctor
Todo vuelve a la (nueva) normalidad
Una pandemia muy dura

Fue a finales de verano, cuando Tamara conmocionó a millones de personas, al confesar su delicada situación económica.

Confesión entre fogones

Ocurrió en 'MasterChef Celebrity', donde fue la primera expulsada. "No puedo contarlo todo pero venimos de un año muy complicado".

"Tenemos cuatro niños que mantener"

Y lo cierto es que la pandemia ha hecho mucho daño a la cantante y su familia. "Mi marido ha tenido que cerrar dos negocios, yo llevo tiempo sin dar conciertos y tenemos cuatro niños que mantener. Tengo que llevar paga a casa", confesaba en el talent, tras su expulsión.

Año y medio sin ingresos

Tras dos meses, Tamara volvía a abrir su pasado reciente, esta vez en el plató de 'Sálvame', donde iba más allá y daba cifras y fechas: "Fueron 18 meses sin ingresos y con cuatro hijos. Mi marido y yo lo hemos pasado muy mal, económicamente. Sólo salía dinero".

 

Todo ha cambiado

Obviamente, el ritmo de vida de la cantante ha cambiado por completo, como ella misma ha reconocido. "Me hacía mi manicura y mi pedicura cada 15 días. Mi marido y yo íbamos a cenas, viajes, ropa...". Todo eso es cosa del pasado, pues la prioridad ahora son los hijos, "darles de comer y una buen educación".

Con la verdad por delante

Eso sí, ha señalado que, a pesar de los duros momentos, siempre han sido honestos con sus hijos. "A los niños siempre hay que contarles la verdad, sobre todo a los mayores". Y así lo hicieron.

Familia unida

Además, "ya estamos mejor", ha reconocido, recordando cómo su familia ha estado "unida ante la adversidad". A pesar de contarles la verdad, "hemos intentado no transmitir nuestra angustia", confesaba.

¿Sabes más que un colaborador de Telecinco?

Noches en vela

Recordando este año y medio, Tamara reconoce que muchos días "te vienes abajo. Dani y yo no hemos dormido por las noches. Me preocupaba el futuro, qué pasaría, sobre todo ellos".

"No estoy arruinada"

A pesar del revés económico, la cantante ha confesado que no están en bancarrota."A veces se sacan de contexto algunas cosas. No estoy arruinada. Me duele porque hay personas que lo están pasando muchísimo peor. Ya hemos abierto los negocios y yo estoy contenta con mi tema. Estoy mucho más tranquila".

Ahorros y amigos

Y es que, "gracias a los ahorros", y a la ayuda de "algún amigo, hemos podido salir", añadía la cantante.

 

La terapia de Héctor

Entre los problemas graves que se ha encontrado la cantante, estaba el autismo de uno de sus hijos, Héctor, y la imposibilidad de llevarle a terapia durante los meses de confinamiento.

Todo vuelve a la (nueva) normalidad

"Héctor tiene un trastorno de autismo. No es severo pero se lo diagnosticaron con dos años y medio. Tiene que ir todas las semanas a terapia. Necesita las rutinas, palpar, tocar... Y con la pandemia se paró todo", concluye. Por suerte, la nueva normalidad hace que todo, poco a poco, vuelva a ser como antes, en la medida de lo posible.

La enfermedad que mantendrá a Jorge Javier Vázquez alejado de 'Sálvame'

Más para ti