Kiko Rivera: auge y caída del hijo de Isabel Pantoja

¿Qué le pasa a Kiko Rivera?
Nacimiento de Kiko Rivera
Su padre murió cuando él tenía 7 meses
Junto a su madre, Isabel Pantoja
Infancia feliz
El objetivo de los fotógrafos
Quiero ser futbolista
Un chico con carácter
Fotos del ayer
Kiko Rivera y los deportes
Un adolescente más
Su pequeña gran familia
En plena Semana Santa
El estilismo de Kiko
La comida rápida y Kiko Rivera
En la playa
A caballo
Una foto más
Estilismos dignos de resaltar
La prensa y Kiko Rivera
Looks para enmarcar
El chico de la playa
En estado puro
De punta en blanco
Las chicas de Kiko Rivera
Muy devoto
En la televisión
Y llegó Mediaset
DJ y cantante
Todo bien para Kiko
Un DJ llamado Kiko Rivera
GH VIP
Los realities y Kiko
El cambio de Kiko
En la playa, de nuevo
Cantante y DJ de éxito
Éxito en Instagram
Un selfie en el baño
Y ahora qué
¿Qué le pasa a Kiko Rivera?

Kiko Rivera no pasa por uno de sus mejores momentos ni personal ni profesionalmente hablando. El hijo de Isabel Pantoja lo confesaba en 'Sábado Deluxe' asegurando que "debería ir al psicólogo; estoy triste, decaído y no soy feliz. Estoy en el subsuelo". Un problema que el DJ arrastra desde hace bastante tiempo y en el que ha tenido mucho que ver una biografía llena de altibajos. Además, se ha enfrentado publicamente a su madre. ¿Cómo empezó todo? Echemos la vista atrás.

Nacimiento de Kiko Rivera

Un 9 de febrero de 1984 nace Kiko Rivera. Hijo de la cantante Isabel Pantoja y el torero Paquirri, desde el primer día, se convierte en una baby celebrity

Su padre murió cuando él tenía 7 meses

Cuando tenía 7 meses, Paquirri muere en la plaza de toros de Pozoblanco. Isabel Pantoja se convierte en la viuda de España y Kiko Rivera en Paquirrín, apodo del que acabará renegando.

Junto a su madre, Isabel Pantoja

A pesar de sus posados imposibles, Kiko Rivera apuntaba a niño guapete. Además, sus hermanos, Cayetano y Fran, ya despuntaban como ídolos adolescentes y protagonistas de muchas carpetas.

Infancia feliz

Con el paso de los años, el pelo de Paquirrín se fue poniendo rubio y su naturalidad ante las cámaras, le valió la simpatía de todo un país. Si se tenía que comer un helado delante de mil fotógrafos, pues se lo comía

El objetivo de los fotógrafos

Abonado a Benetton y con un tazón poco favorecedor, el pequeño Paquirrín, a los 10 años, mantenía la imagen de niño achuchable y adorable.

Quiero ser futbolista

Su paso por el Real Madrid no fue tal. Lo que hizo en el club blanco fueron las pruebas para entrar, pero no las superó. De haberlo hecho, ahora compartiría vestuario con Cristiano Ronaldo, a quien solo saca un año.

Un chico con carácter

Paquirrín siempre demostró ser un chico de carácter, quizás por eso probó suerte en el 'Kárate'. El kimono le luce de maravilla pero ¿por qué sacaba una cabeza a todos sus compañeros?

Fotos del ayer

A los 14 años, en plena pubertad, es lógico que los estilismos más habituales en Paquirrín y cualquier niño de esa edad, sean deportivos. Lo que no es normal es que lleve tanto equipaje, ¿verdad?

Kiko Rivera y los deportes

No le cogió el Real Madrid pero siempre queda la pachanga con los amigos. Ahora, si ni con ellos sales de titular, complicado que tengas minutos en el Santiago Bernabéu.

Un adolescente más

Con 17 años, la fama de mal estudiante y fiestero de Paquirrín empieza a crecer como la espuma.

Su pequeña gran familia

Diego Gómez ha sido uno de los padrastros que mejor huella ha dejado a Kiko Rivera. De hecho, aunque rompió con su madre en 2003, han mantenido la relación, incluso ha ido al bautizo de los hijos de Kiko Rivera.

En plena Semana Santa

Sevillano hasta el tuétano, Kiko siempre ha estado muy vinculado a la Semana Santa, en la que ha participado hasta como miembro de la banda de música. Qué bien le queda el traje de marinero.

El estilismo de Kiko

La época no ayudaba en lo estilístico pero es que Kiko tampoco ayudaba con sus locas combinaciones. Eso sí, a sus 21 años dominaba los medios como pocos.

La comida rápida y Kiko Rivera

Cuando empieza a perder pelo de forma alarmante, opta por gorras y gorros de lana. Un complemento que le sigue acompañando hoy en día. Y sí, también sigue siendo muy fan de la comida rápida.

En la playa

Kikonunca ha ocultado que es demasiado vago como para hacer deporte. A los 22 años, su figura empezaba a tomar la oronda forma que ha tenido la última década.

A caballo

Una de las ventajas del mundo del toro es la posibilidad de acceder a caballos, con mayor facilidad que cualquiera. Las cosas como son, la planta de Curro Jiménez la tiene. Eso sí, podría haber metido la lengua.

Una foto más

Es lo estipulado, ¿no? Cuando bajas del caballo, cubata, cigarro y la Cuore del mes de mayo.

Estilismos dignos de resaltar

El momento Narcos que tuvo Kiko Rivera con este estilismo es impagable.

La prensa y Kiko Rivera

Aún con 22 años, la foto aérea de Kiko Rivera le delata. Calvicie inminente y una relación con los medios que irá a más, en un tira y afloja de exclusivas y entrevistas que aún tiene vigencia.

Looks para enmarcar

Dicen que en la playa todo vale. Mentira. Este look está penado con cárcel en más de 50 países. Por suerte para él, en Miami está permitido. Si te sangran los ojos, échate suero.

El chico de la playa

Una constante en la vida de Kiko Rivera ha sido su amor por el mar, las playas y el agua. Cuando te pillan tan cerca de casa, es lógico.

En estado puro

A sus 23 años, el currículum de conquistas de Kiko Rivera ya era extenso. El hijo de la Tonadillera era un trampolín para salir en Interviú y él, encantado de la vida.

De punta en blanco

Con 26 años, Kiko Rivera aún mantenía un estilo clásico en sus looks. De hecho, el traje de la foto le echa unos cuantos años más encima

Las chicas de Kiko Rivera

Incluso yendo de sport, el joven Kiko Rivera aparentaba más edad de la que tenía. Por aquella época, se le relacionó con famosas como Yola Berrocal y Nuria Bermúdez.

Muy devoto

Si ha habido una constante en la vida de Kiko Rivera, ha sido la Semana Santa. Pocas se ha perdido.

En la televisión

El cambio de imagen, de estilo y la eclosion de Kiko Rivera como celebrity, llegó tras su paso por 'Sé lo que hicisteis'. Fue en 2009 y, desde ese momento, su fama se disparó

Y llegó Mediaset

Mediaset vio el filón y contó con Kiko Rivera para 'Supervivientes' o 'Tú sí que vales'. Por aquel entonces, ya empezó a cambiar algo su estilo, dándole un toque más acorde a sus 28 años

DJ y cantante

Mientras las televisiones se lo rifaban. Kiko Rivera seguía adelante con su trabajo como DJ y cantante.

Todo bien para Kiko

Lo que empezó como algo informal, se convirtió en algo con continuidad y repercusión. A estas alturas, Kiko Rivera ya acumulaba 4 exitazos: 'Quítate el top', 'Victory', 'Así soy yo' y 'Chica loca'

Un DJ llamado Kiko Rivera

A medida que va cumpliendo años, su figura se va volviendo más oronda y sus formas más curvilíneas. La vida sedentaria y la falta de deporte, hacen que llegue a tener problemas de gota.

GH VIP

Tras irse a Honduras, donde abandona a las primeras de cambio, repite reality en Telecinco con 'GH VIP'

Los realities y Kiko

Sólo pasó 15 días en Guadalix, pero fueron suficientes para que Belén Esteban dijera que nunca había visto comer a nadie tanto como a Kiko Rivera. Años después, se resarció de ello concursando en 'GH Dúo' donde llegó a ser finalista.

El cambio de Kiko

Convertido en un cantante de éxito, un DJ reclamado y una de las celebrities más buscadas, Kiko Rivera decide que es hora de cambiar.

En la playa, de nuevo

Su exceso de peso se puede convertir en un problema de salud y apuesta por pasar por quirófano para ponerse un balón gástrico

Cantante y DJ de éxito

El resultado es instantáneo. Él mismo, desde su exitoso canal de Youtube, va contando su evolución y como pasa de devorar en la mesa a comer un 20% de la cantidad que tomaba antes

Éxito en Instagram

Instagram, donde supera los 361.000 seguidores, también es testigo del cambio radical que ha sufrido el cantante en lo físico

Un selfie en el baño

Cómo será la cosa que hasta se anima a hacerse un selfie en topless en el baño. A lo Kardashian

Y ahora qué

Y ahora Kiko Rivera parece tener todo para ser feliz. Tres hijos, pareja estable y hasta éxito (con el permiso del COVID-19) en los escenarios. ¡Mucho ánimo, Kiko!

Más para ti