El presentador que dijo “no” a Gran Hermano