Alejandro Sanz y Rachel Valdés: pasión veraniega