El metaverso: sueño (o pesadilla) de Mark Zuckerberg

No solamente un cambio de nombre
El metaverso según Wikipedia
El origen literario
Inmersión
Second Life como antecedente
¿Y para qué quiere Zuckerberg ser impuslor del metaverso?
Fortnite como modelo
Ir de compras al metaverso
Conciertos y otros eventos
Más allá de Facebook
Primeras críticas
Un inversión millonaria en metaverso
¿Habrá fake news en el metaverso?
Un nuevo mundo
Hoy empieza todo
No solamente un cambio de nombre

No se trata de un mero cambio de nombre. El anuncio de Mark Zuckerberg de que su compañía (que engloba negocios como Facebook, Instagram y WhatsApp) se llamará a partir de ahora Meta es una apuesta estratégica. Zuckerberg quiere impulsar el metaverso, una realidad virtual inmersiva donde el usuario halle juegos, comercio, soluciones a sus problemas... Un mundo nuevo que colonizar. Zuckerberg quiere ser un pionero como lo fueron los exploradores de antaño o quienes fundaron los Estados Unidos yendo en barco de Europa a América.

El metaverso según Wikipedia

El metaverso tiene su propia entrada en Wikipedia, que lo define como "iteración de Internet, formada por espacios virtuales tridimensionales compartidos y persistentes vinculados a un universo virtual percibido"

El origen literario

El metaverso como concepto aparece por vez primera en la novela 'Snow Crash', publicada en 1992 por Neal Stephenson. Literatura de ciencia-ficción dentro del subgénero entonces llamado cyberpunk.

Inmersión

Suele asociarse el concepto de metaverso a una inmersión total como la que puede conseguirse con los dispositivos 3D pero, en realidad, basta con que exista un universo completo al que lanzarnos. Juegos como World of Warcraft son metaversos. Realidades virtuales donde podemos convertirnos en un avatar y tener una experiencia completa casi equivalente a la vida real: emociones, aventuras, compra de productos, asistencia a eventos...

Second Life como antecedente

El mítico 'Second Life', que iba a ser el futuro pero murió súbitamente, fue un metaverso que se anticipó a este concepto. Un mundo virtual en el que vivir, socializar, hacer transacciones... Su complicada usabilidad y su diseño primitivo frustraron su crecimiento. Llegó demasiado pronto.

¿Y para qué quiere Zuckerberg ser impuslor del metaverso?

Mark Zuckerberg está en el ojo del huracán con Facebook, red social cuya crisis reputacional es cada vez más grave. Así que apuesta por una nueva vía de crecimiento: un mundo virtual lleno de posibilidades de negocio. Pero ¿cómo quiere ganar dinero Zuckerberg en el metaverso?

Fortnite como modelo

Ya antes de que Zuckerberg anunciará el 28 de octubre la creación de Meta, Facebook adelantó en una comunicación financiera como la comercialización de "skins" (ropa para avatares, complementos para los personajes que somos en la realidad virtual) será una de sus apuestas. Fortnite, un juego gratuito en línea, obtiene inmensos ingresos de sus skins. Según The Verge, Epic Games (compañía responsable de Fortnite) logró en 2018 y 2019 una cifra de ingresos de más de 9.000 millones de dólares.

Ir de compras al metaverso

Pero no solamente son skins lo que en el metaverso se comercializará. En el momento en que todo un público adulto se interne en ese territorio virtual, se ampliará un tipo de comercio que puede incluir muchos otros productos. Ya hay desarrollos para probarse ropa virtualmente o conducir un nuevo modelo de automóvil. Claro que queda mucho trabajo por hacer.

Conciertos y otros eventos

Otra vía de ingresos en el metaverso pueden ser los eventos. Artistas como Ariana Grande (en la imagen) o Travis Scott han dado exitosos conciertos en Fortnite. ¿Por qué no generalizar la asistencia a este tipo de actividades en el metaverso?

Más allá de Facebook

En la presentación del Metaverso de este 28 de octubre, Mark Zuckerberg admitió: "Con el tiempo, no se necesitará Facebook para usar nuestros servicios". Añadió que, a partir de ahora, "primero es el metaverso".

Primeras críticas

No obstante, la apuesta de Zuckerberg cuenta (como era previsible) con las primeras críticas. En un ácido artículo publicado en la web de CNN, Douglas Rushkoff dice: "En lugar de expresiones faciales humanas, nuestros avatares hacen gestos con el pulgar hacia arriba. En lugar de compartir el aire y el espacio juntos, podemos colaborar en un documento digital. Aprendemos a degradar nuestra experiencia de estar junto a otro ser humano para ver su proyección superpuesta en la habitación como una figura de Pokemon de realidad aumentada".

Un inversión millonaria en metaverso

Pero Mark Zuckerberg entiende (y seguramente no le falte razón) que el metaverso es el futuro. Y por ello está dispuesto a invertir mucho dinero esa apuesta. De momento, según Business Insider y otros medios financieros, se tiene previsto dedicar 10.000 millones de dólares a los proyectos de Reality Labs, división de la compañía que explora desarrollos del metaverso.

"Obsesionado" por el metaverso

Publicaciones como Fortune aseguran que Mark Zuckerberg está "obsesionado" con el metaverso.

¿Habrá fake news en el metaverso?

Ahora, hay que ver si la irrupción de fake news, propaganda política malintencionada y otros males que afectan a las redes sociales se produce en el metaverso.

Un nuevo mundo

El símbolo de infinito ha sido el elegido para resumir la filosofía de Meta, la compañía que sucede a Facebook. Significativa elección ya que el metaverso es un nuevo mundo por construir.

Hoy empieza todo

Mark Zuckerberg quiere abrir un nuevo capítulo y contribuir a crear un universo nuevo. Para ganar dinero (él es un empresario) pero quizá también para redimirse y dejar atrás las controversias que Facebook ha generado. Quizá el metaverso que sueña Zuckerberg sea un mundo feliz, un lugar mejor. Ojalá.

ADEMÁS: ¿Qué estudiaron los más ricos del mundo?

Más para ti