Bill Gates alertó en 2015 de peligro de una epidemia como la del coronavirus