Cárcel para el "bisonte" del Capitolio: biografía de un conspirador

A prisión
Icono de una rebelión contra democracia
Cara visible y mediática de QAnon
Un bisonte de Arizona
El Papa Francisco es parte de una trama oculta
Un líder disfrazado
De ruta con Trump
Yellowstone Wolf: otro de sus apodos
Un personaje oscuro
No aceptó el resultado de las elecciones
'Q Sent Me!'
Apoyando a Trump
Sin el traje de bisonte
Junto a Batman
Al final de la escapada
A prisión

Tres años y cinco meses de cárcel exactamente. Esa es la pena impuesta a Jake Angeli  (Jacob Anthony Angeli Chansley), el individuo que se hizo mundialmente conocido tras participar en el asalto al Capitolio de Washington el 6 de enero de 2021. El tribunal no ha aceptado su arrepentimiento y se le ha dicho: "Lo que usted hizo fue terrible".

 

Icono de una rebelión contra democracia

Los partidarios más radicales de Trump le convirtieron en icono de una rebelión basada en todo tipo de teorías conspiranoicas (la principal, el que Biden no había ganado las elecciones). Días después del asalto al Capitolio fue detenido y emprendió un proceso de arrepentimiento veloz. De hecho, se declaró culpable ante el juez para rebajar su pena.

Cara visible y mediática de QAnon

Pero, ¿quién es realmente Jake Angeli? Conocido como 'Q-Shaman' (el Chamán de QAnon), en los últimos años se ha convertido en un reconocido defensor de Donald Trump y las teorías conspiranoicas QAnon que aglutinan a parte de la extrema derecha estadounidense.

Un bisonte de Arizona

Nacido en Phoenix (Arizona), este aspirante a actor ha cambiado los sets de rodaje pero no su faceta camaleónica. Defiende teorías de QAnon que, entre otras cosas, sostienen que en la administración hay infiltrados encargados de robar documentación de alto secreto para dinamitar el país. Estos infiltrados, poderosos demócratas según QAnon, también practicarían el canibalismo y el satanismo.

El Papa Francisco es parte de una trama oculta

Por cierto, en el ojo de mira de QAnon se encuentran personalidades como Hillary Clinton, Barack Obama, George Soros o el propio Papa Francisco (en la foto) a los que esta organización acusa de estar implicados en prácticas aberrantes.

Un líder disfrazado

La relevancia de Jake Angeli se fue incrementando en los círculos de la extrema derecha, hasta ganarse el sobrenombre de 'Q-Shaman'. Su pujante figura y su llamativa presencia le han valido para ser la cara visible del histórico asalto de la extrema derecha al Capitolio.

 

De ruta con Trump

Desde su primera aparición en Washington, donde mantuvo una airada discusión con los policías, hasta ver su llamativa figura en la tribuna del Senado, Q-Shaman hizo notar su presencia por todo el Capitolio, como ya hizo en todo evento proTrump al que acudió profusamente.

Yellowstone Wolf: otro de sus apodos

Jake Angeli siempre busca imágenes de impacto. Y en el asalto al Capitolio lo consiguió. Incluso imprimió una foto de su hazaña a 3 x 3 metros para colgarla en su habitación. Suponemos que no llevará ese recuerdo a prisión.

Un personaje oscuro

Convertido en un personaje público y notorio, la realidad es que de Jake Angeli se sabe más bien poco.

No aceptó el resultado de las elecciones

No ha cumplido los treinta años aún. Es un hombre musculado, tatuado y presente en todos y cada uno de los mitines de Donald Trum.

'Q Sent Me!'

De verbo fácil y carisma notable, ha llegado a compararse con Jesús o Ghandi para justificar la desobediencia civil ante lo que consideran una victoria adulterada de Biden en las elecciones del 3N.

 

 

Apoyando a Trump

Desde el rally de Donald Trump en Phoenix a las protestas en el condado de Maricopa (Arizona), Jake Angeli siempre se ha hecho notar como uno de los apoyos más llamativos y ruidosos del multimillonario.

Sin el traje de bisonte

No siempre va disfrazado pero siempre mantiene una actitud militante extremista y ultraconservadora. Al menos, hasta que llegó ante el juez.

Junto a Batman

Lo estrafalario de las actitudes de Jake Angel no importaba a sus seguidores, que casi le daban categoría de superhéroe.

Al final de la escapada

Acaba así, con el peso de la ley cayendo sobre sus espaldas, la historia del "bisonte" que asaltó el Capitolio en uno de los capítulos más traumáticos de la democracia estadounidense.

ADEMÁS: ¿Habrá una guerra entre Estados Unidos y China por Taiwán?

Más para ti