Imágenes que prueban la emergencia climática

Mares contaminados
El plástico en el mar de Bali
75% de plástico
También en Europa
Ciudad de Panamá: basura y aves
¿Cuántas toneladas de basura admite el océano?
Polución en India
Demasiado consumo, demasiados deshechos
Deforestación: el Amazonas como trágico ejemplo
Un problema global
Las nieves y hielos perpetuos se pierden
Subida del nivel de las aguas
Bajo las aguas
Fenómenos climáticos extremos
Nieve en lugares insólitos
Incendios
Inundaciones
¿Hacia dónde va el planeta?
Mares contaminados

El problema del plástico en los océanos resulta de dimensiones trágicas. Y se convierte, incluso, en una amenaza al modo de vida de países que tienen como su principal industria el turismo. ¿Alguien querría bañarse en estas aguas? En este caso, la foto es de Tailandia pero en todo el mundo se dan imágenes similares.

El plástico en el mar de Bali

Las paradisiacas playas de Bali se convierten durante el monzón en vertederos de plástico. Todos los deshechos que el turismo de masas arroja al mar es devuelto cuando hay tormentas y oleaje fuerte. Hasta 80 toneladas diarias llegan a recogerse durante el periodo monzónico. Esta imagen es de la playa de Jimbaran.

75% de plástico

Y el cálculo que hacen las autoridades indonesias es claro: un 75% de la basura que se acumula en sus playas es plástico. El plástico es un enemigo climático absolutamente letal.

También en Europa

Obviamente, hablamos de un problema global. Ésta es una imagen de una playa italiana cerca de Nápoles.

Ciudad de Panamá: basura y aves

Las basuras que llegan a las costas desde el mar son la prueba de cómo estamos destruyendo los ecosistemas oceánicos. Es ya una evidencia científica que la fauna marina está muriendo por el plástico, que hay microplásticos en el pescado que come el ser humano y las aves. Por lo cual, estamos introduciendo microplásitocos, de un modo u otro, en nuestro organismo.

¿Cuántas toneladas de basura admite el océano?

En 2018 titulaba 'The New York Times': "En el océano Pacífico hay 87.000 toneladas de basura... ¡y subiendo!". Esa cifra era resultado de una investigación científica. Y no parece que pasados estos años el ser humano haya logrado disminuir ese volumen de deshechos que son, en su inmensa mayoría, plástico.

Polución en India

Esta instantánea de la ciudad de Lahore, en la India, deja bien claro lo que la polución puede llegar a hacer a un entorno urbano. Según un estudio publicado por 'Environmental Research', más de ocho millones de personas mueren prematuramente al año por efecto de la contaminación producida por el uso de combustibles fósiles.

Demasiado consumo, demasiados deshechos

El modelo de consumir y tirar no se sostiene. La acumulación de basuras es un problema en países pobres y ricos. En la imagen, un vertedero en Bangladesh, cuyas zonas urbanas producen a diario 25.000 toneladas de residuos. El planeta no puede asumir un número así de basura, acumulándose día tras día.

Éstas son las playas más peligrosas del mundo

Deforestación: el Amazonas como trágico ejemplo

Se calcula que el 17% de la selva amazónica ha sido ya deforestada y el gobierno brasileño, que preside Jair Bolsononaro, no sólo no ha frenado ese proceso sino que ha introducido medidas que relajan la protección de ese pulmón del planeta.

Un problema global

Pero no es sólo el Amazonas, sino un fenómeno global: según la FAO (Organismo para la Alimentación y la Agricultura dependiente de Naciones Unidas) desde 1990, el planeta ha perdido 81 millones de hectáreas de bosques. Y los bosques son los pulmones con los que el planeta se oxigena.

Las nieves y hielos perpetuos se pierden

El planeta se calienta y las nieves y hielos desaparecen en lugares donde antes eran un horizonte perpetuo. La NASA ha detectado con sus satélites que en los meses de verano ya se llega a descongelar casi la mitad de la superficie de Groenlandia, algo que hace años no era lo habitual.

Subida del nivel de las aguas

La subida del nivel del mar es un hecho que ya causa estragos en algunos lugares del globo. En la imagen, habitantes de Kiribati, una isla del océano Pacífico que está perdiendo superficie año a año, por la irrupción del mar en tierra firme.

Bajo las aguas

De seguir así, Kiribati (en la imagen), igual que otras islas en otros lugares del mar, podrían acabar desapareciendo bajo las aguas.

Imagen: Government of Kiribati employee in the course of their work - Government of Kiribati, CC BY 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=25227935

Fenómenos climáticos extremos

El cambio climático va asociado a fenómenos meteorológicos extremos que cada vez son más frecuentes: este 2021 tuvimos una brutal y hasta ahora desconocida ola de calor en el área de la Columbia Británica de Canadá. Según la prensa local, hubo más de 500 muertos a causa de las temperaturas atípicamente altas.

Nieve en lugares insólitos

En el lado opuesto, la nieve devastó Madrid en enero de 2021. El temporal Filomena azotó el sur de Europa provocando nevadas de dimensiones nunca vistas. La capital de España estuvo una semana prácticamente paralizada.

Incendios

Los grandes incendios también se atribuyen, en parte, al cambio climático: menos bosques, más sequías, temperaturas más altas... Y la extensión sin límite de la urbe devorando lo que antes era naturaleza. California o Grecia (en la imagen), por citar dos puntos del planeta, han vivido momentos dramáticos este 2021 a causa de las llamas.

Inundaciones

Y lo mismo puede decirse de las grandes inundaciones. No es que antes no se produjeran pero, según la opinión científica, los cambios del clima en el planeta provocan que su dimensión sea mayor. El cambio de los ecosistemas, curso de los ríos, etc los hacen más devastadores. Este 2021, lo comprobaron en Alemania (en la imagen) y Bélgica. Hubo poblaciones arrasadas por fortísimas lluvias.

¿Hacia dónde va el planeta?

El planeta muestra la emergencia climática en imágenes como estas. Los países son conscientes del problema y acuerdan medidas aunque, aún, insuficientes. Según científicos del panel de cambio climático de la ONU, el año 2030 es la fecha límite antes de que se produzcan daños irreversibles en el clima de la tierra.

ADEMÁS: Los volcanes activos más peligrosos del mundo

Más para ti