11-S: las imágenes que estremecieron al mundo

¿Qué está pasando?
Arde Nueva York
Caos y miedo
Terror en Estados Unidos
Lo imposible
Atentado contra el Pentágono
Miles de muertos
Ruinas en Nueva York
Un skyline golpeado
Héroes del 11-S
Lágrimas ante la tragedia
Esperando a que todo acabase
Recordando a los caídos
George W. Bush en el Pentágono tras el ataque
La tragedia en sus detalles
Un trauma difícil de superar
Nueva York y el humo
Un hombre solo
Zona de guerra
Manhattan atacado
¿Qué está pasando?

11 de septiembre de 2001. Eran las 8:46 de la mañana en Nueva York cuando el Vuelo 11 de American Airlines que había despegado del Aeropuerto Internacional Logan en Boston impactó contra la Torre Norte del World Trade Center. Comenzaba así el mayor ataque sufrido por Estados Unidos en su propio territorio desde Pearl Harbour. Aunque en ese primer momento, en la calle, las miradas eran sólo de extrañeza ante lo que parecía un catastrófico accidente.

Arde Nueva York

La secuencia de los hechos fue retransmitida por las televisiones lo que supuso que, por primera vez en la historia, un atentado terrorista pudiese ser seguido en directo por todo el planeta. Porque quedó claro que se trataba de un ataque cuando a las 09:03 el Vuelo 175 de United Airlines se estrelló contra la Torre Sur del World Trade Center.

Caos y miedo

Todavía no había cundido el pánico, la gente miraba las llamas, Nueva York se hallaba en estado de shock. Pero comenzaban a llegar inquietantes noticias: bombas en otros lugares, aviones secuestrados... De pronto, pasadas las 10 de la mañana algo sucedió.

Terror en Estados Unidos

La Torre Norte del World Trade Center cayó pasadas las 10 de la mañana. Horas más tarde se derrumbaría la otra torre. Estados Unidos se sumió en el terror. El mundo contuvo la respiración.

Lo imposible

Las imágenes que llegaban de Nueva York aquel 11 de septiembre resultaban increíbles, como sacadas de una película. Nadie supuso jamás que pudiera suceder algo así en suelo estadounidense.

Atentado contra el Pentágono

Otros dos aviones fueron secuestrados. Uno se estrelló contra el Pentágono. El destino del otro no se sabe cuál era pero sí que tripulación y pasaje hicieron frente a los terroristas y provocó que el aeroplano cayese en una zona deshabitada de Pensilvania.

Miles de muertos

En pocas horas murieron 2.996 personas. Un ataque devastador que pronto sería reivindicado por Al Qaeda, la red islamista radical liderada por Osama Bin Laden.

Ruinas en Nueva York

De repente, el país más poderoso del mundo se sintió vulnerable. Su ciudad más icónica, Nueva York, se sumió en las ruinas y una ceniza flotante que persistió durante días.

Un skyline golpeado

El famosísimo skyline de Nueva York se convirtió en escenario de guerra.

Héroes del 11-S

Los héroes y heroínas de aquel 11 de septiembre fueron trabajadores públicos de la ciudad de Nueva York como los bomberos, que perecieron tratando de rescatar a la desesperada gente atrapada en el World Trade Center.

Lágrimas ante la tragedia

Fue también un día (ese 11-S y muchos posteriores) de lágrimas ante la dimensión de la tragedia.

Esperando a que todo acabase

En los primeros momentos la curiosidad de los neoyorquinos les tuvo en la calle, fascinados ante la devastación. Pronto sabrían que el infierno se había desencadenado.

Recordando a los caídos

Las ruinas del World Trade Center se convirtieron en seguida en lugar para el recuerdo.

George W. Bush en el Pentágono tras el ataque

La presidencia de George W. Bush cambió totalmente de rumbo con los ataques del 11-S. La lucha contra el terror se convirtió en argumento principal. Comenzó una guerra en Afganistán que, 20 años después, se saldaría con una derrota para Estados Unidos.

La tragedia en sus detalles

A veces algunos detalles expresan la brutalidad de la violencia. Como este peluche hallado entre los restos del World Trade Center.

Un trauma difícil de superar

El ataque del 11 de septiembre fue traumático para Estados Unidos pero, además, cambió el orden mundial. A partir de ahí, se abrió un periodo de guerras como la de Irak o Siria, atentados en Madrid o Londres y una permanente búsqueda de la seguridad por parte de Occidente frente a la amenaza del terrorismo yihadista.

Nueva York y el humo

Aquellas imágenes del 11 de septiembre resultan imborrables para varias generaciones que las pudieron ver en tiempo real por los televisores.

Un hombre solo

La ceniza de los edificios convertidos en ruinas cubrió la ciudad y esa niebla fue uno de los símbolos del terror.

Zona de guerra

De pronto, todo Estados Unidos parecía zona de guerra aquel 11 de septiembre.

Manhattan atacado

Desde el aire podía verse el perfil de la isla de Manhattan con el humo del ataque. Aquel 11 de septiembre. El día en que cambio todo.

ADEMÁS: De Alejandro Magno a Joe Biden: todas las guerras perdidas en Afganistán

Más para ti