Un sótano secreto en Alemania y otros nuevos enigmas en el caso Madeleine

Última hora del caso Madeleine McCann
Hans Christian Wolter, fiscal alemán:
Presunto culpable
Fascinado por el psicópata Joseph Fritzl
El lugar donde comenzó la tragedia
Retrato robot de sospechoso
Paisaje del sur de Portugal
La noche en que desapareció Madeleine McCann
Madeleine McCann, víctima de un depredador
La policía portuguesa también ha reactivado su investigación
¿Está viva Madeleine McCann?
Colaboración ciudadana
Una tragedia aterradora
Última hora del caso Madeleine McCann

La búsqueda de Madeleine McCann, desaparecida un 3 de mayo de 2007, ha entrado en una nueva fase últimamente. La policía alemana investiga a un delincuente sexual preso en ese país y algunos hallazgos plantean giros y enigmas inquietantes.

 

Hans Christian Wolter, fiscal alemán: "Sabemos qué pasó con Madeleine"

El fiscal que lleva el caso en Alemania, Hans Christian Wolter, ha sido tajante: "Sabemos quién mató a Madeleine y cómo lo hizo, pero no podemos probarlo". Las sospechas se centran en Christian Brueckner, de 43 años y actualmente encarcelado por delitos sexuales. En una finca de Hannover que dicho sospechoso ocupó se han encontrado extraños rastros.

Presunto culpable

La pista alemana ha sido noticia en todo el mundo. En la parcela de Hannover que Christian Bruckner poseyó se ha encontrado un sótano secreto, una especie de mazmorra (según algunos medios) que ha agitado la hipótesis de que allí pudiera haber permanecido secuestrada Madeleine McCann.

Fascinado por el psicópata Joseph Fritzl

Christian Brueckner aseguró a un amigo que le fascinaba la historia del psicópata austriaco Joseph Fritzl, que tuvo más de veinte años secuestrada a su hija en un sótano.

El lugar donde comenzó la tragedia

También se ha hallado en el terreno que fue del sospechoso un dispositivo USB con contenido ilegal infantil que estaba debajo de un perro sin vida. Todo esa información siniestra conecta con Portugal en 2007, cuando Christian Brueckner vivía en el Algarve y tenía una autocaravana que coincide con la que vieron muchos testigos en los días de la desaparición de Madeleine McCann.

Retrato robot de sospechoso

Lo que la policía portuguesa y el Scotland Yard (siempre con tesis divergentes a lo largo de la investigación) no consiguieron puede que lo logre la policía alemana. La convicción de los investigadores germanos es muy alta y no han hecho pública toda la información que poseen.

Paisaje del sur de Portugal

Christian Brueckner tenía 18 años cuando se fue a explorar los paisajes del sur de Portugal. Cuentan quienes allí le recuerdan que lo mismo se dedicaba a la venta y compra de automóviles que a otros negocios más irregulares. Se instaló cerca de Praia da Luz, donde estaba el hotel del que Madeleine McCann desapareció.

La noche en que desapareció Madeleine McCann

Gerry y Kate McCann dejaron a sus hijos mellizos y a Madeleine durmiendo en la habitación del complejo turístico donde se alojaban. El matrimonio se fue a cenar con unos amigos a un restaurante situado a unos cincuenta metros de dicha habitación. Aseguran que cada 20 o 30 minutos comprobaban que sus hijos estaban bien. Pero al volver definitivamente al cuarto, Madeleine no estaba.

Madeleine McCann, víctima de un depredador

Los investigadores alemanes han desvelado que su sospechoso, Christian Brueckner tiene en su historial delictivo casos de abuso infantil y también un ataque a una mujer de 72 años en Portugal.

La policía portuguesa también ha reactivado su investigación

La policía portuguesa ha aprovechado para reactivar sus investigaciones. El no haber podido resolver el caso Madeleine McCann supone para este cuerpo una vergüenza.

¿Está viva Madeleine McCann?

Lamentablemente la fiscalía alemana es contundente en este punto: da por hecho que Madeleine McCann no permanece con vida.

Colaboración ciudadana

Las policías de tres países (Alemania, Portugal y Gran Bretaña) están trabajando en colaboración para llegar a alguna conclusión. Se pide colaboración por si alguien, en los días en que Madeleine desapareció, vio una furgoneta Volkswagen o un Jaguar, vehículos ambos del sospechoso, y en los que pudo trasladar a la niña.

Una tragedia aterradora

Han pasado ya muchos años pero quizás la pista alemana sea el último capítulo del caso Madeleine McCann, una tragedia espantosa que durante demasiado tiempo ha quedado sin resolver.

Más para ti