Simu Liu, una nueva estrella global