Premios Bafta 2020: errores y aciertos de la alfombra roja