¿Por qué Hollywood dio la espalda a Seann William Scott, el legendario Stifler en 'American Pie'?

'American Pie' y el siglo XXI
Del anonimato al estrellato global
Jóvenes con talento y... ¡encasillados!
Los dos protagonistas de la saga
Una saga basada en los Stifler
Iba a arrasar pero...
Muchos guiones pero malas decisiones
Despedazado por la crítica
Patinazos en taquilla
Y su estrella se apagó
La salvación llegó del frío
Nunca dejó de trabajar
De Stifler a... ¡Sugar Daddy!
Forever Stifler
Acomodado en la comedia
Salto al vacío sin red
Un tipo excepcional
Going to rehab? Yes, yes, yes...
La televisión al rescate
Arma Letal (y gafada)
Father Joe
¿Stifler con sotana? Stifler con sotana
'American Pie' y el siglo XXI

Corría el año 1999, el mundo estaba aterrado con el cataclismo que iba a suponer el Efecto 2000 (al final fue un gran bluf) y Hollywood abrazaba el slasher teenager tras los éxitos de películas como 'Scream'. Pocos aventuraban que el nuevo siglo aparcaría el terror para dar paso a una de las comedias más legendarias de la historia de la Meca del Cine: 'American Pie'.

Del anonimato al estrellato global

Los protagonistas de la cinta, desconocidos para el gran público en su gran mayoría, se convirtieron en estrellas globales de la noche a la mañana.

Jóvenes con talento y... ¡encasillados!

Hablamos de Jason Biggs, Alyson Hannigan, Mena Suvari, Tara Reid, Chris Klein... La nueva generación de intérpretes que apuntaba a dominar el Hollywood del nuevo siglo estaba encabezada por ellos, pero por encima de todos hubo un nombre que se erigió como la cara visible más reseñable: Seann William Scott (1976), es decir, Stifler.

 

Los dos protagonistas de la saga

A sus 23 años, el actor construyó un personaje icónico. Descarado, pervertido, divertido, insoportable e hipnótico. Era el auténtico protagonista y robaescenas de la película, junto a Noah Levenstein (Eugene Levy)

Una saga basada en los Stifler

El protagonismo de Stifler fue de tal calibre, que la saga posterior siempre tuvo al propio personaje o a algún familiar como protagonistas. Y hablamos de nueve películas en las que salvo en la última, 'Girl's Rules', un Stifler llevaba la voz cantante de la cinta.

 

Iba a arrasar pero...

El guión era un caramelo al que Seann William Scott supo dar forma y sabor para que el público lo adorara. El actor estaba llamado a ser 'The Next Big Thing' en Hollywood pero, más de 20 años más tarde, queda claro que eso nunca pasó.

 

Muchos guiones pero malas decisiones

Y eso que le llovieron los guiones y las propuestas, algo que le permitió encadenar hasta 14 películas en los primeros cinco años de siglo. Ahora, no estuvo demasiado acertado en la toma de decisiones.

Despedazado por la crítica

Sus películas no despuntaban y eran destrozadas por crítica y público. Por poner algún ejemplo, 'Colega, ¿dónde está mi coche?' (2000) tiene un 17% en Rotten Tomatoes y un 5,5 en iMDb. Mientras, 'El Monje' (Bulletproof Monk) se queda en un 23% en Rotten Tomatoes y un 5,5 en iMDb

Patinazos en taquilla

Lo más duro para Seann William Scott es que el público tampoco respondió en taquilla. El caso más flagrante fue la película 'El Monje' (2003) que recaudó 37 millones de dólares pero había costado 52 millones, sin contar la inversión en publicidad.

Y su estrella se apagó

Con un Hollywood implacable, la estrella de Seann William Scott no sólo empezó a declinar, sino que el actor comenzó a ganarse fama de gafe. Proyecto que tocaba, proyecto que hundía.

La salvación llegó del frío

Así las cosas, Seann William Scott optó por pasarse al mundo del doblaje, donde le fue mucho mejor. Se enganchó a la saga 'Ice Age', poniendo voz a Crash hasta en cuatro ocasiones.

Leonardo DiCaprio cumple 47 años: así ha cambiado

Nunca dejó de trabajar

A la legendaria saga animada, se fueron sumando doblajes de videojuegos y alguna TV Movie menor que le mantuvieron en el negocio. ¿El problema? Seann William Scott iba desapareciendo y el mundo seguía sin saber su nombre. Una década después, Seann William Scott seguía siendo Stifler.

De Stifler a... ¡Sugar Daddy!

Seann William Scott había pasado de ser el perfecto teenager, a pesar de sus 23 años, estaba cachas, tenía un don para la comedia y su rostro era reconocible, a pasar los 40 años con el sambenito de actor de comedia teenager. Eso sí, mantenía intacto su atractivo y su planta de modelo perfecto de Tommy Hilfiger.

Forever Stifler

Seann William Scott se había 'Stifleado', algo que también le pasó a su compañero Jason Biggs, quien será, por los siglos de los siglos, el amante de tartas Jim Levenstein.

Acomodado en la comedia

El actor no quiso salir de su zona de confort cuando tuvo la oportunidad, abrazó la comedia y la aventura, y Hollywood le devoró

Salto al vacío sin red

Cuando lo hizo, allá por 2014 con el drama 'Antes de partir', era demasiado tarde. Tampoco ayudó la poca repercusión que tuvo la cinta, por cierto, dirigida por Courteney Cox.

 

Un tipo excepcional

Y eso que todo el mundo que ha trabajado con él, asegura que es un profesional espectacular, un actor excelente y un tipo encantador en el set.

 

Going to rehab? Yes, yes, yes...

Pero claro, ser un gran actor y un tipo agradable, no está reñido con tener ciertas adicciones. En marzo de 2011, según recogía TMZ, el actor pasó 30 días en rehabilitación. ¿De qué se rehabilitó? Nadie lo sabe con certeza.

La televisión al rescate

Eso sí, parece que en los últimos años ha sabido recuperar el pulso a su carrera, aunque con matices. Algo a lo que ayuda el hecho de que haya millones de plataformas grabando cientos de series al año.

Arma Letal (y gafada)

Así es como Seann William Scott acabó en la versión televisiva de 'Arma Letal', dando vida a Wesley Cole. Eso sí, entró en la tercera temporada, sustituyendo a Clayne Crawford, y ésa fue la última temporada que se emitió de la serie antes de ser cancelada. La fama de gafe tarda mucho en irse. Le pregunten a Brit Robertson.

Father Joe

 

Su último proyecto en marcha es 'Welcome to Flatch', una serie rodada en falso documental que sigue la vida de los peculiares habitantes de este pequeño pueblo. Seann William Scott da vida al Padre Joe, el cura del pueblo.

 

¿Stifler con sotana? Stifler con sotana

¿Cuál es el problema? Que 22 años después, el Padre Joe de 'Welcome to Flatch' sigue siendo Stifler para millones de personas. Y eso, amigos, salvo que seas Mr.T, penaliza en Hollywood. Dicho lo cual, nunca imaginamos llegar a ver a Stifler con sotana. Ha merecido la pena esperar.

Actores y actrices olvidados de los 90

Más para ti