Penélope Cruz, Prince y las mejores fiesta que nadie ha dado en Hollywood