Creíamos que durarían mucho... pero no fue así