Mel Gibson: del éxito a la casi exclusión en Hollywood