Las películas más traumáticas de la historia del cine

Del surrealismo al terror puro y duro: películas traumáticas
Freaks (1932)
The Exorcist / El Exorcista (1973)
Cannibal Holocaust / Holocausto Caníbal (1980)
The Passion of the Christ / La Pasión de Cristo (2004)
Antichrist / Anticristo (2009)
Apocalypto (2006)
A Nightmare on Elm Street / Pesadilla en Elm Street (1984)
Saw III (2006)
Crash (1996)
Requiem for a Dream / Requiem para un sueño / Requiem por un sueño (2000)
Dogville (2003)
Irréversible / Irreversible (2002)
127 Hours / 127 Horas (2010)
Buried (2010)
Srpski film / A Serbian Film / Una película serbia (2010)
The House That Jack Built / La Casa de Jack (2018)
The Human Centipede (First Sequence) / El ciempiés humano (2010)
Oldboy (2003)
Bite (2015)
Tusk (2014)
Del surrealismo al terror puro y duro: películas traumáticas

En 1929 el español Luis Buñuel dirigía 'Un perro andaluz', cortometraje que se considera obra maestra del surrealismo cinematográfico. Y precursora del gore y lo traumático, como demuestra la icónica escena en la que un ojo es cortado con una cuchilla. A partir de ahí, repasamos una lista de títulos no aptos para estómagos sensibles.

Freaks (1932)

Una película inquietante, extraña y adelantada a su tiempo. Tod Browning, director del 'Drácula' de Bela Lugosi, contó una historia de amor, crueldad y venganza protagonizada por lo que, en aquellos tiempos, se denominaban "freaks" o "fenómenos de feria". La mujer barbuda, las siamesas, el hombre sin extremidades... Aquí no hay truco sino personajes reales para un relato con final de pesadilla.

The Exorcist / El Exorcista (1973)

Un clásico que sigue dando miedo. En 1973 William Friedkin adaptó a la gran pantalla la novela de William Peter Blatty inspirada en un exorcismo real que tuvo lugar en Washington en 1949. Las imágenes de la niña Regan cuando es poseída y se convierte en un monstruo infernal continúan grabándose a fuego en la memoria.

Cannibal Holocaust / Holocausto Caníbal (1980)

Esta coproducción italo-colombiana dirigida por Ruggero Deodato ha pasado a la historia del cine de terror como una de las más impactantes visualmente por lo explícito de sus escenas. Gore y violencia a raudales que provocó que la cinta fuera prohibida en países como Italia, Reino Unido o Australia. Para muchos es una buena crítica de la crueldad de la naturaleza humana.

The Passion of the Christ / La Pasión de Cristo (2004)

Violentísima (según su director Mel Gibson, simplemente fiel a lo real) fue la representación fílmica de 'La pasión de Cristo' que se estrenó en 2004. Cuenta la leyenda que una mujer murió de un infarto durante la proyección de esta cinta.

Antichrist / Anticristo (2009)

Y de Cristo al Anticristo. El director danés Lars Von Trier -experto en películas incómodas que escapan a la razón- creó una historia sobrecogedora y del todo traumática sobre una relación de pareja absolutamente desquiciada. Todo ello en una cabaña en medio del bosque... Hay escenas en las que es imposible no apartar la vista.

Apocalypto (2006)

Otro plato fuerte dirigido por Mel Gibson, 'Apocalypto' (2006). Aquí también se muestra los crueles y sanguinarios que pueden ser los series humanos, capaces de sacrificar a otros sin miramientos.

A Nightmare on Elm Street / Pesadilla en Elm Street (1984)

Cambiando de tercio al género del terror puro y duro, uno de los dueños de nuestras pesadillas de ayer y siempre es, sin duda, Freddy Krueger. El hecho de pensar que un asesino en serie quemado podía matar a sus víctimas en sus sueñosprovoca escalofríos y pocas ganas de irse a dormir. La película de Wes Craven y sus secuelas provocaron insomnios. En la imagen, un imagen del reparto de la primera entrega de la serie (sí, está Johnny Depp en la foto).

Saw III (2006)

La saga de películas de 'Saw' fue todo un descubrimiento para los amantes del género del terror desde la entrega de su primera película en 2004. Pero es quizás la tercera película la más perturbadora de todas, considerada como una de las entregas más crueles. Al parecer su estreno en cines provocó más de un desmayo, sobre todo en las escenas de las cadenas y en la de la operación médica...

Crash (1996)

David Cronenberg contó en 'Crash' (1996) la historia de un hombre que estrella su coche contra el de una mujer y acaban atrayéndose mutuamente y precipitando su vida hacia un mundo oscuro y prohibido, de peligros, accidentes de automóvil, pasión y muerte. Perturbadora, enfermiza y, sí, magistral.

Requiem for a Dream / Requiem para un sueño / Requiem por un sueño (2000)

La cinta que dirigió Darren Aronofsky en el año 2000 nos hace un crudo retrato del terrible mundo de las sustancias tóxicas. Su parte final es un descenso a los infiernos que, en algún momento, se hace insoportable. Sus imágenes no se olvidan.

Dogville (2003)

Se trata de otra película del director danés Lars Von Trier. Además de ser una producción curiosa por cómo está filmada (su escenografía evoca a una especie de obra de teatro sin decorado)  también nos perturba hondamente porque vemos de qué manera todo un pueblo acaba degradando al personaje de Nicole Kidman. Sin escenas explícitas. El malestar que provoca es más sutil.

Irréversible / Irreversible (2002)

Esta película francesa dirigida por Gaspar Noé y protagonizada por Monica Bellucci y Vincent Cassel (los tres en la imagen) tiene varias escenas tan traumáticas como controvertidas. El ataque que sufre la protagonista ha sido cuestionado por su crudeza. La propia Bellucci dijo que no podía ver la película.

127 Hours / 127 Horas (2010)

Una de las peores pesadillas que podría tener cualquier ser humano sería la de pasar horas atrapado por una piedra y verse obligado a tener que cortarse su propio brazo para sobrevivir. Es la historia real de Aron Ralston, un montañero y escalador norteamericano que se vio en esa situación tras una caída en los cañones de Utah. James Franco interpretó al montañero atrapado.

Buried (2010)

El director español Rodrigo Cortés llevó a la gran pantalla otra de  nuestras peores pesadillas: ser enterrados en vida. A lo largo de 93 minutos de película vivimos los peores miedos de Ryan Reynolds dentro de una caja.

Srpski film / A Serbian Film / Una película serbia (2010)

Una película serbia de ultraviolencia extrema. Hasta el punto de que en muchos países se impidió su estreno en el circuito comercial. Hay quien justifica su extrema brutalidad en la libertad artística y quien, simplemente, dice que es basura cinematográfica sensacionalista e inmoral.

The House That Jack Built / La Casa de Jack (2018)

De nuevo Lars Von Trier en toda su esencia, esta vez con Matt Dillon de protagonista junto a otros actores conocidos como Uma Thurman y Riley Keough. Nos cuenta la historia de un asesino en serie que considera cada uno de sus crímenes como una obra de arte en sí misma. Además, tiene la loca idea de construir su casa con cuerpos humanos. La crítica esta vez no le rió la gracia a Von Trier.

The Human Centipede (First Sequence) / El ciempiés humano (2010)

Viendo la película de Tom Six, lo único que se nos puede venir a la cabeza es que semejante idea solo puede ser producto de una mente enferma. Nos cuenta la historia de un científico demente que pretende crear un ciempiés uniendo a humanos vivos de la forma más repugnante. Una pieza de culto para quienes gustan de las sensaciones extremas.

Oldboy (2003)

Basada en el manga homónimo de Nobuaki Minegishi, la película surcoreana 'Oldboy' (2003) nos cuenta la historia de un hombre que es secuestrado y encarcelado durante años en una misteriosa habitación sin que sepa ni el motivo ni la identidad de sus captores. Cuando sea liberado tras 15 años llegará la venganza, la violencia y un final devastador.

Bite (2015)

Esta película canadiense dirigida por Chad Archibald es un buen ejemplo del llamado 'body horror' o 'terror biológico', un subgénero dentro del terror que busca los límites de la deformación del cuerpo con mutilaciones, zombificación, enfermedades, etc. En el caso de 'Bite' consiguió provocar desmayos en su estreno en los primeros diez minutos de metraje.

Tusk (2014)

Aunque la película dirigida por Kevin Smith y protagonizada por Justin Long mezcla el terror con la comedia, el hecho de que un hombre se quiera convertir en una morsa y el procedimiento quirúrgico con el que se lo hace no resulta del todo fácil de ver. Traumatismo brutal.

ADEMÁS: Las 100 mejores series del siglo XXI

Más para ti