Películas de los 80 que hay que ver antes de morir

Las mejores películas de los 80
El resplandor (Stanley Kubrick, 1980)
Toro Salvaje (Martin Scorsese, 1980)
El Imperio Contraataca (Irvin Kershner, 1980)
El hombre elefante (David Lynch, 1980)
El submarino (Wolfgang Petersen, 1981)
En busca del arca perdida / Indiana Jones y los cazadores del arca perdida (Steven Spielberg, 1981)
La cosa / El enigma de otro mundo / La cosa de otro mundo  (John Carpenter, 1982)
Blade Runner (Ridley Scott, 1982)
Gandhi (Richard Attenborough, 1982)
Fanny y Alexander (Ingmar Berman, 1982)
El precio del poder / Caracortada (Brian de Palma, 1983) 
El retorno del Jedi (Richard Marquand, 1983)
Karate Kid (John G. Avildsen, 1984)
La historia interminable (Wolfgang Petersen, 1984)
Gremlins (Joe Dante, 1984)
Érase una vez en América (Sergio Leone, 1984)
Terminator (James Cameron, 1984)
Los cazafantasmas (Ivan Reitman, 1984)
Amadeus (Milos Forman, 1985)
Ran (Akira Kurosawa, 1985)
Los Goonies (Richard Donner, 1985)
Regreso al futuro / Volver al futuro / Vuelta al futuro (Robert Zemeckis, 1985)
Platoon (Oliver Stone, 1986)
Todo en un día / Un experto en diversión (John Hughes, 1986)
Aliem 2: El Regreso (James Cameron, 1986)
Cuenta conmigo (Rob Reiner, 1986)
Terciopelo azul (David Lynch, 1986)
Dentro del laberinto / Laberinto (Jim Henson, 1986)
Hannah y sus hermanas (Woody Allen, 1986)
Top Gun (Tony Scott, 1986)
La chaqueta metálica / Nacido para matar / Cara de guerra (Stanley Kubrick, 1987)
Los Intocables de Elliot Ness (Brian de Palma, 1987)
Robocop (Paul Verhoeven, 1987)
La princesa prometida / El pirata y la princesa / La princesa que quería soñar (Rob Reiner, 1987)
Mi vecino Totoro (Hayao Miyazaki, 1988)
Cocktail (Roger Donaldson, 1988)
Rain Man (Barry Levinson, 1988)
Jungla de Cristal  / Duro de matar (John McTiernan, 1988)
La tumba de las luciérnagas (Isao Takahata, 1988)
¿Quién engañó a Roger Rabbit? (Robert Zemeckis, 1988)
Big (Penny Marshall, 1988)
Escuela de jóvenes asesinos / Brezos (Michael Lehmann, 1988)
Cinema Paradiso (Giuseppe Tornatore, 1988)
Willow (Ron Howard, 1988)
Indiana Jones y la ultima Cruzada (Steven Spielberg, 1989)
Cuando Harry Encontró a Sally (Rob Reiner, 1989)
La guerra de los Rose (Danny DeVito, 1989)
El Club de los Poetas Muertos / La Sociedad de los Poetas muertos (Peter Weir, 1989)
Haz lo que debas / Haz lo correcto (Spike Lee, 1989)
Mi pie izquierdo (Jim Sheridan, 1989)
Las mejores películas de los 80

Quizá no todas las películas de esta lista sean obras maestras (¿Tom Cruise en 'Cocktail'?) pero resultan icónicas del cine de los 80 y eso nos bastó para incluirlas. Pasen y vean.

El resplandor (Stanley Kubrick, 1980)

The Shining - Stephen King nunca aceptó que el guión se tomara tantas licencias sobre su obra, pero el resultado fue abrumador. Una cinta de terror sobre el aislamiento que, más de 40 años después, sigue generando debate y teorías (y mucho miedo). Lo de Jack Nicholson y su Jack Torrance es una masterclass de interpretación.

Toro Salvaje (Martin Scorsese, 1980)

Raging Bull - Con libreto de Paul Schrader, Martin Scorsese le regaló a Robert De Niro su segundo Oscar, gracias a un Jake La Motta inolvidable. Una historia en blanco y negro que supuso la redención de un Martin Scorsese cuyos excesos juveniles casi le cuestan la carrera.

El Imperio Contraataca (Irvin Kershner, 1980)

Star Wars: Episode V - The Empire Strikes Back - El episodio VII sería la segunda película de las saga, una joya atemporal que George Lucas regaló al mundo y que dejó el legendario: "Luke, yo soy tu padre".

El hombre elefante (David Lynch, 1980)

The Elephant Man - Esta película no hará que vuelvas a creer en la humanidad pero sí te regalará una de las actuaciones más elegantes de la historia del cine, la de un John Hurt que convierte a su freak de circo en un personaje de culto.

El submarino (Wolfgang Petersen, 1981)

Das Boot - Esta cinta alemana mostró, con un nivel excelso de maestría, lo claustrofóbico y duro que era estar en un submarino durante la Segunda Guerra Mundial. Una de las mejores películas bélicas de la historia.

En busca del arca perdida / Indiana Jones y los cazadores del arca perdida (Steven Spielberg, 1981)

Raiders of the Lost Ark - El Rey Midas de Hollywood comenzaba a cimentar su imperio con una cinta que combina aventura, mitología, viajes y, sobre todo, un Harrison Ford soberbio en el papel de Indiana Jones.

La cosa / El enigma de otro mundo / La cosa de otro mundo (John Carpenter, 1982)

The Thing - No todo el mundo sabe que esta cinta de culto fue un gran fracaso de taquilla. El tiempo la ha elevado donde merece estar, entre las mejores películas de los 80 y con momentos realmente terroríficos e impactantes.

Blade Runner (Ridley Scott, 1982)

Blade Runner - Es innegable que Harrison Ford dominó los 80 en Hollywood, como también lo es la influencia de esta obra maestra en la ciencia ficción. que ha persistido durante décadas.

Gandhi (Richard Attenborough, 1982)

Gandhi - Uno de los mejores biopics de la historia (con 8 Oscar ganados) y una sublime interpretación de Ben Kingsley.

Fanny y Alexander (Ingmar Berman, 1982)

Fanny y Alexander - Más de tres horas de viaje por recuerdos de infancia y familiares del director. Una película en la que expulsar todos los sentimientos que vivió durante su juventud.

El precio del poder / Caracortada (Brian de Palma, 1983) 

Scarface - Tony Montana es el fiel reflejo de aquel Miami de los 80 en el que las sustancias prohibidas llegaban sin control alguno. Una obra maestra del cine de gangsters, con guión magistral de Oliver Stone.

ADEMÁS: 30 películas para disfrutar llorando

El retorno del Jedi (Richard Marquand, 1983)

Star Wars: Episode VI - Return of the Jedi - El final de la trilogía galáctica era un no parar de principio a fin y, además, regaló un final glorioso a una saga perfecta.

Karate Kid (John G. Avildsen, 1984)

The Karate Kid - Daniel San, el señor Miyagi, los Cobra Kai y la Técnica de la Grulla son historia del cine ochentero. La película ha tenido secuelas, series animadas y una exitosa serie como 'Cobra Kai'.

La historia interminable (Wolfgang Petersen, 1984)

The Neverending Story - Fantasía en estado puro. La conjunción de muchos géneros, al servicio de una adaptación maravillosa de la obra maestra literaria que firmó Michael Ende.

Gremlins (Joe Dante, 1984)

Gremlins - Resulta curioso que una cinta que llega a ser terrorífica, fuera abrazada como lo fue por los niños de una generación que pasaron varias noches sin dormir tras verla. Gizmo era adorable pero tenía tres normas: no debe darle luz del sol, no debe beber agua y jamás darle de comer tras la medianoche.

Érase una vez en América (Sergio Leone, 1984)

Once Upon a Time in America - Sergio Leone pasó del western al cine de gangsters y lo hizo con tal nivel de maestría que elevó a Robert De Niro a un nivel interpretativo casi desconocido.

Terminator (James Cameron, 1984)

Terminator - Arnold Schwarzenegger daba vida a un robot que viajaba al pasado para acabar con John Connor y, de paso, sentar las bases para una de las mejores series de películas de la historia. Arnie jamás volvió a tener un papel tan a su medida.

 

Los cazafantasmas (Ivan Reitman, 1984)

Ghostbusters - La banda sonora es de lo más pegadizo que ha sonado en el cine, la química entre los protagonistas es demencial y la trama es tan extraña como asumible. Funciona como un reloj y tiene momentos inolvidables, como el encuentro entre Sigourney Weaver y Rick Moranis.

 

Amadeus (Milos Forman, 1985)

Amadeus - Se llevó 8 Oscar de 11 nominaciones. Un biopic que regaló al mundo una historia de celos entre Mozart y Salieri, hipnótica desde el primer minuto.

Ran (Akira Kurosawa, 1985)

Ran - Kurosawa hizo su particular versión de 'El Rey Lear' de William Shakespeare para deslumbrar al mundo con una fotografía maravillosa, unas peleas épicas y, sobre todo, unos personajes que no necesitan hablar para contar su historia.

Los Goonies (Richard Donner, 1985)

The Goonies - Posiblemente, la película que mejor define los 80 en su conjunto. Amistad, aventuras, tesoros de piratas y un elenco juvenil que apuntaba a dominar Hollywood pero se quedó por el camino.

Regreso al futuro / Volver al futuro / Vuelta al futuro (Robert Zemeckis, 1985)

Back to the Future - Decía Rodrigo Cortés, en el podcasts 'Todopoderosos', que esta película tiene el guión más redondo de la historia de Hollywood. Eso y la máquina del tiempo más molona del cine: el DeLorean. Todos hemos querido ser Marty McFly en algún momento.

Platoon (Oliver Stone, 1986)

Platoon - Que Vietnam tuvo un impacto directo en Hollywood queda claro en cintas como 'Platoon', donde el protagonista cuenta no sólo lo duro de la guerra sino la complicada relación con sus propios compañeros y altos cargos al mando.

Todo en un día / Un experto en diversión (John Hughes, 1986)

Ferris Bueller's Day Off - Matthew Broderich activando el modo encantador para saltarse las clases y pasar un día inolvidable en Chicago. Puros años 80.

 

Aliem 2: El Regreso (James Cameron, 1986)

Aliens - Una secuela que, por poco, no supera a la cinta original y en la que James Cameron apostó por cambiar el terror de la primera entrega, por más acción y hacer lucir más aún, aunque pareciera imposible, a Sigourney Weaver y su teniente Ripley.

 

Cuenta conmigo (Rob Reiner, 1986)

Stand By Me - River Phoenix, Corey Feldman, Jerry O'Connell, Will Wheaton y la historia de amistad infantil por antonomasia. Esto sí que es nostalgia en vena, una perfecta combinación de drama y comedia que merece la pena volver a visitar.

Terciopelo azul (David Lynch, 1986)

Blue Velvet - Cine negro de alta calidad con una Isabella Rossellini arrebatadora como femme fatale de la trama, mientras Kyle MacLachlan la persigue, embriagado por su magnetismo. Y no olvidemos a la omnipresente Laura Dern como la tercera en discordia con mucho que decir.

Dentro del laberinto / Laberinto (Jim Henson, 1986)

Labyrinth - Jim Henson, Terry Jones, George Lucas y Frank Oz estaban involucrados en el proyecto. David Bowie era el villano más fascinante que ha visto el cine jamás. Y para rematar, una Jennifer Connelly arrebatadora que llega a robar el protagonismo al propio Rey Jareth.

ADEMÁS: Las mejores comedias románticas

Hannah y sus hermanas (Woody Allen, 1986)

Hannah and Her Sisters - El amor, la familia, la amistad (la infidelidad, sobre todo)  y un sinfín de preguntas sobre el sentido de la vida. Uno de los guiones más redondos de la carrera de Woody Allen, y eso es mucho decir. Por cierto, qué gran reparto: Barbara Hershey, Carrie Fisher, Mia Farrow, Michael Caine...

Top Gun (Tony Scott, 1986)

Top Gun - Que el mundo necesitaba a Maverick, quedó claro en 2022 cuando el remake de 'Top Gun' arrasó en taquilla. En 1986, aún no le necesitaba porque no le conocían. Los alistamientos al Ejército del Aire USA se multiplicaron y la venta de Ray Ban Aviador se disparó. Un ejemplo del impacto que tuvo esta película en los 80.

La chaqueta metálica / Nacido para matar / Cara de guerra (Stanley Kubrick, 1987)

Full Metal Jacket - Una película durísima, con la Guerra de Vietnam de fondo, con crítica demoledora a las formas militares y algunos planos secuencia memorables. Bueno, y 'Gomer Pyle', el Recluta Patoso, que dejó sin palabras a todo el mundo.

Los Intocables de Elliot Ness (Brian de Palma, 1987)

The Untouchables - Kevin Costner, Robert De Niro, Andy García, Sean Connery... ¿Hace falta más? Pues Brian de Palma sublima el cine de gángsters con Al Capone en el centro de la trama y algunas escenas memorables.

Robocop (Paul Verhoeven, 1987)

Robocop - Mitad hombre, mitad máquina, todo policía. Alex J. Murphy es tiroteado y dado por muerto, hasta que le reconstruyen convertido en un policía robótico. Una premisa tan sencilla pero que Verhoeven clavó en cine.

 

La princesa prometida / El pirata y la princesa / La princesa que quería soñar (Rob Reiner, 1987)

The Princess Bride - Amor, aventuras, magia y una historia maravillosa, en el rodaje más complicado y etílico de la historia. Eso sí, Robin Wright y su Buttercup hacen que todo valiera la pena.

Foto: MGM

Mi vecino Totoro (Hayao Miyazaki, 1988)

Tonari no Totoro - Enésima obra maestra del Studio Ghibli que, en poco más de 70 minutos, cuenta una preciosa historia de amistad entre Totoro, Satsuki y Mei. Para ver en familia un día de lluvia.

Foto: Walt Disney Pictures

Cocktail (Roger Donaldson, 1988)

Cocktail - Tom Cruise y Elizabeth Shue juntos en una película. Lo único que cabe pensar durante todo el metraje es que acaben juntos y tengan muchos hijos guapísimos, con una sonrisa embriagadora. Más o menos, así termina el asunto.

Rain Man (Barry Levinson, 1988)

Rain Man - Tom Cruise se tiene que hacer cargo de Dustin Hoffman, su hermano autista, al que no había hecho caso en la vida. Su química traspasa la pantalla y Dustin Hoffman se llevó un merecido Oscar, aunque Tom Cruise mereció, al menos, la nominación.

Foto: Metro-Goldwyn-Mayer Studios

Jungla de Cristal / Duro de matar (John McTiernan, 1988)

Die Hard - ¿La mejor película de acción de la historia? Desde luego, está en la discusión. ¿John McLane, el mejor personaje de acción de la historia? Que nadie se atreva ni a discutirlo: "¡Yippee-Ki-Yay!"

La tumba de las luciérnagas (Isao Takahata, 1988)

Hotaru no Haka - Una arrolladora historia en el Japón de la II Guerra Mundial que está en el top 3 de películas más tristes de la década, por obra y gracia del siempre respetado Studio Ghibli.

Foto: Studio Ghibli

¿Quién engañó a Roger Rabbit? (Robert Zemeckis, 1988)

Who Framed Roger Rabbit? - Una obra maestra revolucionaria, divertida y envuelta en una historia de cine negro en Los Ángeles de finales de los 40.

Foto: Walt Disney Studios

Big (Penny Marshall, 1988)

Big - Una película maravillosa que presenta un Peter Pan invertido. Un niño de 13 años que pasa a ser adulto y a darse cuenta de lo que conlleva ser mayor. La escena del piano entre Tom Hanks y Robert Loggia es puro cine.

Escuela de jóvenes asesinos / Brezos (Michael Lehmann, 1988)

Heathers - Winona Ryder y Christian Slater forman una popular pareja de instituto que busca parar las crueldades habituales de una forma algo radical. Hasta ejerciendo de psicópata, Winona es hipnótica.

Cinema Paradiso (Giuseppe Tornatore, 1988)

Nuovo Cinema Paradiso - Mucha gente piensa que, por estética, esta cinta es más antigua. No lo es. Tampoco lo es la maravillosa mirada del cine que nos da la historia, a través de los ojos de un fascinante Salvatore. Ah, y la banda sonora de Ennio Morricone es historia del cine.

Foto: Miramax

Willow (Ron Howard, 1988)

Willow - Aventuras, brujas, aprendices de magos y un Val Kilmer en estado de gracia hacen de 'Willow' una película disfrutable y memorable a partes iguales.

Indiana Jones y la ultima Cruzada (Steven Spielberg, 1989)

Indiana Jones and the Last Crusade - ¿Qué le faltaba a la saga para elevarla de nivel? A Sean Connery haciendo de padre malhumorado de Indy. Su química es de tal calibre que mucha gente se preguntó si eran padre e hijo de verdad.

 

Cuando Harry Encontró a Sally (Rob Reiner, 1989)

When Harry Met Sally... - 12 años y tres meses tardan Harry y Sally en darse cuenta que están enamorados. Ahora, merece la pena por la declaración de amor de Billy Crystal a Meg Ryan. Memorable. Y, claro, luego está la escena del bar y del éxtasis fingido de Sally. Historia del cine.

La guerra de los Rose (Danny DeVito, 1989)

The War of the Roses - Michael Douglas y Kathleen Turner parecen el matrimonio perfecto, hasta que dejan de serlo, aburridos el uno del otro. Su divorcio será lo más parecido a una III Guerra Mundial. Sin duda, una de las parejas cinematográficas de los 80.

Foto: Twentieth Century Fox Film

El Club de los Poetas Muertos / La Sociedad de los Poetas muertos (Peter Weir, 1989)

Dead Poets Society - Robin Williams convertido en el profesor que todo el mundo quisiera tener, unos alumnos entregados a su causa y una historia tan deliciosa como complicada. Es imposible no soltar una lágrima, recordando el que, quizás, es el mejor papel del actor.

Haz lo que debas / Haz lo correcto (Spike Lee, 1989)

Do the Right Thing - Asfixiante y magistral historia la que Spike Lee logra contar a lo largo de 24 horas de un día en Brooklyn, donde varias historias con trasfondo racial se van entrelazando y combinando duras experiencias con un reconocible toque de humor.

Mi pie izquierdo (Jim Sheridan, 1989)

My Left Food - El primer y merecidísimo Oscar para Daniel Day-Lewis se lo dio Christy Brown, artista irlandés que se labró una carrera, a pesar de su parálisis cerebral.

Foto: Miramax

ADEMÁS. Todos los ganadores del Oscar a Mejor Actor

Más para ti