La confesión de Miguel Bosé: «He llegado a consumir casi dos gramos diarios»