Escándalos, tragedias, controversias: malos tiempos para las monarquías europeas