El edificio de oro que ha comprado Amancio Ortega