El cáncer terminal de Sarah Harding: «No sé cuántos meses de vida me quedan»