Descubriendo a Margaret Qualley, la hija de la actriz Andie MacDowell que ya es una estrella

Actriz al alza
Una familia nacida para triunfar
Madre e hija se unen en la ficción
Alex, el papel de Margaret Qualley en 'La asistenta'
Fue Margaret quien propuso a Andie MacDowell para su papel
Su ruptura con Shia Laboeuf: cuando la realidad supera a la ficción
Estabilidad sentimental con el músico Jack Antonoff
Quiso demostrar su valía por sus propios méritos
Objetivo de los paparazzi
La danza ha sido siempre una de sus pasiones
Baile de debutantes en París
La danza fue una gran base para su carrera interpretativa
Cambió la danza por las pasarelas
Un cambio con la confianza de su madre
Su gran debut como modelo en Nueva York
Sus trabajos más destacados como modelo
Su primer papel como actriz fue casi por casualidad
El primer gran papel de su vida: 'The Leftovers'
El gran salto con 'Érase una vez en Hollywood'
Los otros trabajos como actriz de Margaret Qualley
Con 'La asistenta' se ha consolidado como actriz
¿Cuáles son los próximos proyectos de Margaret Qualley?
Actriz al alza

Margaret Qualley ha pasado de ser la hija de Andie MacDowell a ser Margaret Qualley. Poco a poco se ha ido haciendo un nombre dentro del mundo de la interpretación, además de tenerlo en otras áreas como la moda. La actriz está de moda por su participación en la serie de Netflix 'La asistenta' y parece que esto no es más que el inicio de una carrera llena de éxitos...

Una familia nacida para triunfar

Para el que aún no lo sepa, Margaret Qualley es la hija pequeña de la conocidísima actriz Andie MacDowell fruto del matrimonio con el modelo, músico, contratista y ranchero Paul Qualley, del quien Andie se divorció cuando Margaret solo tenía cinco años. De aquella pareja también nació su hermana mayor, Rainey, que, como no podía ser de otra manera, también es actriz, bailarina y modelo, además de cantautora, un rol que desarrolla bajo el nombre de Rainsford.

Madre e hija se unen en la ficción

Margaret Qualley va forjando poco a poco su carrera como actriz y, en su último trabajo está dando mucho que hablar. Con 'La asistenta' ('Maid') está triunfando por todo lo alto como el último e inesperado éxito de Netflix llevando a la ficción su parentesco en la vida real con Andie MacDowell. Ambas protagonizan esta miniserie interpretando a madre e hija, eso sí, con historias completamente diferentes.

Alex, el papel de Margaret Qualley en 'La asistenta'

En 'La asistenta', Margaret Qualley hace el papel de Alex, una joven madre que huye con su hija de su ex pareja, que ejerce malos tratos sobre ella, además de que le toca sobrellevar la relación con su madre (Andie MacDowell). Alex trabaja muy duro haciendo tareas domésticas por un salario precario y luchando contra las adversidades de la realidad más dura.

Fue Margaret quien propuso a Andie MacDowell para su papel

Fue la propia Margaret Qualley la que propuso a Margot Robbie -productora de la serie- que contratara a Andie MacDowell para que hiciera de su madre en la ficción. Según expresó la actriz: "es muy bonito tener a mi madre aquí. Puedo ir a cenar con ella los domingos. Me cocina y es genial. Y con respecto al trabajo con ella, también es increíble. Es una actriz maravillosa y me siento muy afortunada".

Su ruptura con Shia Laboeuf: cuando la realidad supera a la ficción

Hablar de 'La asistenta' nos lleva de forma anecdótica a hacer referencia a la vida personal de Margaret Qualley. En pleno rodaje, la actriz rompió su relación con el también actor Shia Laboeuf después de que la ex pareja de este, FKA Twigs, le demandara por malos tratos y agresión sexual, algo que se asemejaba mucho a la historia de Alex. Qualley incluso mostró su apoyo públicamente a la cantante compartiendo la portada de la revista ELLE donde contaba el calvario que sufrió.

Estabilidad sentimental con el músico Jack Antonoff

En el terreno personal, tras las ruptura con Shia Laboeuf, la actriz volvió a encontrar el amor y mantiene una relación estable con el músico Jack Antonoff, miembro de las bandas Bleachers y Fun, colaborador habitual de Taylor Swift, Lorde y Lana del Rey y ganador de cinco premios Grammy.

Quiso demostrar su valía por sus propios méritos

Margaret Qualley siempre ha querido demostrar su valía por su cuenta, por sus propios medios. Por ello, desde el inicio de su carrera siempre optó por el apellido de su padre, sin aprovechar el posible tirón que podría suponer llevar el 'MacDowell' para promocionarse. En una entrevista para Paper confesó que, a veces, es consciente de que ella partió de una posición privilegiada respecto a sus compañeros y fue precisamente por eso por lo que nunca quiso usar el apellido materno para abrirse puertas.

Objetivo de los paparazzi

Margaret Qualley ha sido objetivo de los paparazzi desde muy pequeña. El hecho de ser la hija de una actriz de renombre como Andie MacDowell hizo que fuera una persona de interés para muchos medios, aunque lo cierto es que ella siempre se mantuvo al margen, en un segundo plano. Con los años y su creciente fama cada vez ha aparecido más y más, eso sí, jamás hablando de su vida personal.

La danza ha sido siempre una de sus pasiones

Una de las grandes pasiones en la vida de Margaret Qualley es la danza y, de hecho, fue una especialidad que practicó durante su infancia. Pasó por diferentes escuelas entre las que se encuentran algunas tan prestigiosas como la American Ballet Theatre de Nueva York y la North Caroline School of Art.

Baile de debutantes en París

En el año 2011, Margaret Qualley participó junto a su hermana Rainey en la gala del Baile de Debutantes celebrada en el Hotel Crillón de París. En este evento participaron 23 chicas procedentes de 13 países diferentes, entre las que también se encontraba Tallulah Willis, hija de Bruce Willis y Demi Moore.

La danza fue una gran base para su carrera interpretativa

Sus grandes conocimientos y habilidades con la danza le servirían para dos de sus grandes actuaciones más adelante. La primera de ellas, el videoclip 'Kenzo World', dirigido por Spike Jonze; y la miniserie 'Fosse/Verdon', donde interpreaba a uno de sus ídolos de la infancia, la bailarina Ann Reinking, un papel por el que fue nominada a los premios Emmy.

Cambió la danza por las pasarelas

Margaret Qualley se quería dedicar profesionalmente al mundo de la danza, pero vio que era algo poco rentable y que le hacía depender de su familia, por lo que decidió dar un drástico cambio de rumbo en su vida y convertirse en modelo, como también lo fue su madre.

Un cambio con la confianza de su madre

Cuando tomó la decisión de convertirse en modelo se vio obligada a tener el beneplácito de su familia. Por ello, Margaret escribió una carta a su madre desde Nueva York. Según la dijo, "mira, no creo que quiera ser bailarina, así que dejo el ballet y me quedo aquí". La ahora actriz combinó los castings y otros trabajos remunerados como modelo con la Proffesional Children's School, donde empezó a sentirse atraída por el mundo de la interpretación.

Su gran debut como modelo en Nueva York

El gran estreno de Margaret Qualley como modelo fue en la New York Fashion Week, desfilando para la diseñadora de moda Alberta Ferretti.

Sus trabajos más destacados como modelo

Como modelo, Margaret Qualley estuvo en el año 2012 en la Paris Fashion Week desfilando para firmas como Valentino y Channel, además de que ha posado para prestigiosas revistas del mundo de la moda como Vogue, Vanity Fair o Nylon. En 2016, también la pudimos ver en una campaña de Ralph Lauren.

Su primer papel como actriz fue casi por casualidad

Margaret Qualley consiguió su primer papel como actriz casi por causalidad en 2013. Y es que, en una visita al que por aquel entonces era su novio -la estrella de Broadway y del canal Nickelodeon Nat Wolff- en el rodaje de la película 'Palo Alto', dirigida por Gia Coppola -nieta de Francis Ford Coppola-, consiguió salir con un pequeño papel.

El primer gran papel de su vida: 'The Leftovers'

El mismo año que consiguió esa breve aparición en 'Palo Alto', Margaret Qualley obtuvo también uno de sus papeles más destacados y que la empezaría a consolidar como actriz. Fue en la serie de HBO 'The Leftovers', a la que llegó después de que  su creador, Damon Lindelof -también creador de 'Perdidos'- se fijara en ella para el papel de Jill Garvey.

El gran salto con 'Érase una vez en Hollywood'

Pero si un papel supuso para Margaret Qualley su gran salto a la fama fue el de Pussycat en 'Érase una vez en Hollywood', de la mano de Quentin Tarantino y compartiendo pantalla nada menos que con Brad Pitt y Leonado DiCaprio. Gracias a esta película y su interpretación de una adolescente sin techo y que formaba parte de la secta de Charles Manson, consiguió el estatus de "promesa de Hollywood".

Los otros trabajos como actriz de Margaret Qualley

La filmografía de Margaret Qualley se completa con series como 'Fosse/Verdon', con la que fue nominada al Emmy; y con películas como 'Death Note' (2017), 'Io' (2018), 'Seberg' (2019) o 'Mi año con Salinger' (2020) en la que comparte pantalla con otra mítica actriz como es Sigurney Weaver.

Con 'La asistenta' se ha consolidado como actriz

En la película de Netflix 'IO, sola en la Tierra' (2018) ya fue protagonista haciendo el papel de Sam Walden junto a Anthony Mackie -bien conocido por 'Captain America' - y otros secundarios prometedores. Pero el gran papel protagonista y con el que Margaret Qualley se ha consolidado como actriz ha sido sin duda con el de Alex en 'La asistenta'.

¿Cuáles son los próximos proyectos de Margaret Qualley?

Tras sus primeros pasos como actriz y su consolidación de la mano de 'La asistenta', ahora nos preguntamos qué le depara el futuro. De momento, ya sabemos que podremos verla en tres películas: 'Sanctuary', donde interpretará a una dominatrix a la que no le hace nada de gracia que le abandone su principal cliente; 'The Stars at Noon', junto a Robert Pattinson y Taron Egerton; y la cinta de terror 'A Head Full of Ghosts'.

ADEMÁS: ¿Qué fue de Jennifer Love Hewitt?

Más para ti