Juan Carlos I de España: de monarca ejemplar a rey de los escándalos