One hit wonders: cantaron, arrasaron y desaparecieron