Año Nuevo Chino: las historias detrás de sus snacks y golosinas tradicionales

Las historias detrás de algunos snacks y golosinas tradicionales del Año Nuevo Chino
Mandarinas
¿Por qué las mandarinas?
Tartas de piña
La historia tras las tartas de piña
‘Niangao’
La historia del ‘Niangao’
'Niangao', salvando vidas del hambre
'Bak kwa' o 'Rou gan'
La historia del 'Bak kwa'
'Kueh bahulu', magdalenas asiáticas
Los orígenes malayos 'Kueh bahulu'
'Tang Yuan'
La historia tras el 'Tang Yuan'
'Kueh Bangkit'
La sorprendente historia tras el 'Kueh Bangkit'
Caramelo de espino
Escamas de espino
Historia y beneficios tras los snacks de espuno
Las historias detrás de algunos snacks y golosinas tradicionales del Año Nuevo Chino

Cada Año Nuevo Chino, los hogares autóctonos preparan un buen surtido de sus snacks y golosinas favoritos para dar la bienvenida y marcar el comienzo del año nuevo. Lo que para muchos es un simple snack, para la cultura china tiene una historia, en algunos casos milenaria, que explica la importancia de esta tradición.

(Imágenes: Wikimedia Commons, a menos que se indique lo contrario)

Mandarinas

Durante el Año Nuevo Chino es tradición que, cuando se va a casa ajena para felicitar el año, se lleven dos mandarinas y se intercambien con los vecinos. El motivo es que esta fruta es un símbolo de deseo de salud y riqueza para familiares y amigos. Obviamente, la venta de mandarinas se dispara y, en algunos casos, incluso cuesta encontrarlas.

 

¿Por qué las mandarinas?

Según un artículo de un estudiante de la Universidad de Monash, las mandarinas son un símbolo de riqueza, ya que su pronunciación en mandarín es muy similar a la de la palabra "riqueza". Además, el color naranja de la mandarina tiene cierta semejanza al del oro, más o menos, lo que simboliza doble riqueza.

Tartas de piña

Este pequeño snack dulce del Año Nuevo Chino es muy común en los hogares chinos del sudeste asiático. Su popularidad es tal que incluso se ha consolidado como Merienda de Año Nuevo en otras culturas que también celebran sus propios festivales. Por ejemplo, los hogares musulmanes del sudeste asiático también disfrutan de este bocadillo durante el Eid.

 

La historia tras las tartas de piña

Un artículo realizado en la Biblioteca Nacional de Singapur explica que las tartas de piña fueron elegidas por dos razones: su dulzura y su contenido de piña.

Se dice que el dulce sabor del bocadillo trae la dulzura de la vida al año nuevo. Por su parte, la pronunciación de la palabra piña suena muy similar a una frase que simboliza riqueza en el dialecto de Hokkien.

‘Niangao’

'Niangao' (también conocida como 'Tarta de Año Nuevo') es una tarta tradicional hecha de harina de arroz glutinoso. El pastel se envuelve en hojas de plátano y los hogares chinos lo compran por adelantado para que se vaya haciendo solo y se endurezca durante unas semanas antes de que esté listo para el consumo en el nuevo año.

El 'Niangao' se puede preparar de dos formas: al vapor o rebozado.

La historia del ‘Niangao’

El 'Niangao' se inventó en la provincia china de Suzhou durante la antigüedad. Originalmente, era un alimento de tiempos de guerra que ayudó a preservar al pueblo chino del Reino Wu, durante un período de hambre, gracias al ingenio del primer ministro de la dinastía, Wu Zixiu. Esa tradición se ha mantenido hasta nuestros días.

'Niangao', salvando vidas del hambre

Cuentan en China Highlights, se dijo que el primer ministro Wu había previsto el período de inanición que la gente de Wu sufriría antes de su fallecimiento y les dijo a sus soldados que cavaran un agujero debajo de las murallas de la ciudad. Siguiendo su consejo, la gente descubrió que los ladrillos subterráneos estaban hechos de harina de arroz glutinoso y eran comestibles, salvando así a la gente de Wu del hambre.

Esos ladrillos se acabaron llamando 'Niangao'.

'Bak kwa' o 'Rou gan'

'Bak kwa' o 'Rou gan' es una de las comidas más sabrosas de Año Nuevo Chino. Se trata de un plato de carne seca, normalmente hecha de carne de cerdo, que se ha conservado y marinado con azúcar y especias. Cabe señalar también que existen variaciones regionales de este snack, ya que el 'Bak kwa' en Singapur y Malasia tiene un sabor más ahumado que el tradicional de China continental, ya que la carne se asa a la parrilla sobre carbón.

La historia del 'Bak kwa'

El 'Bak kwa' es original de la provincia china de Fujian y, según un artículo de la National Library Board, es una región donde la carne está reservada solo para ocasiones especiales como el Año Nuevo.

El South China Morning Post señala que el plato llegó a Singapur y Malasia en el siglo XV, a través de inmigrantes de Fujian que intentaban escapar de la pobreza en el continente. Luego, el plato se reinventó para adaptarse a los gustos locales del sudeste asiático y, desde entonces, se ha convertido en uno de los snacks premium favoritos del Año Nuevo Chino.

'Kueh bahulu', magdalenas asiáticas

El 'Kueh bahulu' es un pastelito que se parece mucho a la magdalena francesa. Este dulce es muy común en los hogares de diferentes culturas de Singapur, Malasia e Indonesia durante las temporadas festivas.

 

Los orígenes malayos 'Kueh bahulu'

Sorprendentemente, el 'Kueh bahulu' no es de origen chino, sino malayo. El plato llegó a Malasia a través de los portugueses y se ha adaptado a los gustos locales del sudeste asiático. Similar al 'Bak kwa', el 'Kueh bahulu' se prepara sobre un fuego de carbón, a diferencia de su variante original (occidental). La popularidad y el sabor del snack también ha permitido que los hogares chinos lo adopten como refrigerio festivo.

(Imagen: Singlong)

'Tang Yuan'

El 'Tang Yuan' es un snack glutinoso de bolas de arroz que se sirve tradicionalmente en una sopa de jengibre azucarada. Las bolas se pueden comer solas o con pasta de frijoles rojos, cacahuetes y pasta de sésamo rellena en su interior. El plato tiene una gran importancia en la tradición china debido a lo que simboliza.

(Imagen: Taiwan News)

La historia tras el 'Tang Yuan'

El postre se come típicamente durante el Año Nuevo Chino como una forma de simbolizar la unión y para celebrar la reunión de familias durante la festividad. En KRCW aseguran que el plato es imprescindible durante el último día del Año Nuevo Lunar Chino, 'Yuan Xiao', el Festival de los Faroles.

Se cree que comer 'Tang Yuan' trae felicidad, suerte y armonía a las familias en el Nuevo Año.

 

'Kueh Bangkit'

'Kueh Bangkit' es un snack de galletas de Año Nuevo Chino que es blanco, dulce y de textura quebradiza.

(Imagen: Bread garden)

La sorprendente historia tras el 'Kueh Bangkit'

Según Asia Tatler, el 'Kueh Bangkit' era originalmente un snack de ofrenda ancestral, con forma de lingotes de oro para que los muertos los usaran como moneda para gastar en la otra vida china.

'Kueh Bangkit' tampoco es el típico aperitivo chino auspicioso debido a esta conexión con la muerte. Además, en la cultura china se suele evitar el color blanco, sobre todo en festividades, pues se relaciona con el duelo. A pesar de ello, el 'Kueh Bangkit', se ha convertido en un imprescindible del Año Nuevo Chino debido a su sabor y al hecho de poder hacer estas galletas con forma de símbolos chinos de buenos augurios, como flores y peces de colores, para dar suerte a los hogares.

(Imagen: Bengawan Solo)

Caramelo de espino

El caramelo de espino, también conocido como "'Bingtang hulu', es un dulce que se originó en Beijing. Tradicionalmente, este snack se elabora cubriendo frutos de espino con una capa de azúcar derretida que se endurece cuando se enfría, lo que le da al refrigerio su característico toque crujiente.

 

Escamas de espino

Los dulces de espino en China se sirven, tradicionalmente, como tal en una brocheta. Sin embargo, y para facilitar su consumo, se ha adaptado una variante a la merienda: las escamas de espino. En este formato, tipo galleta, se pueden comer en cualquier sitio, lo que ha favorecido que se popularicen entre los más jóvenes de China.

(Imagen: Amazon)

Historia y beneficios tras los snacks de espuno

El Yum China recoge como hay un cuento popular que describe los orígenes de estos snacks, asegurando que estos se remontan a la antigua Dinastía Song China. El snack de espino, originalmente, estaba destinado a ser una medicina para la concubina enferma del Emperador Song. Con su recuperación, la fruta se volvió enormemente popular en China, no sólo como postre, sino también como ayuda digestiva.

(Imagen: Pixabay)

Más para ti